sábado, 5 de abril de 2008

La familia Savages



Dirección y guión: Tamara Jenkins

Act. Laura Linney, Philip Seymour Hoffman, Philip Bosco






El poderoso influjo de la sangre

Dos hermanos distantes, cuarentones y de esos que los gringos llaman "perdedores", se enfrentan a la demencia, asilo y muerte de su padre, un personaje odioso que les rompió la infancia. Es decir a sus peores fantasmas. La guionista y directora ha escogido para ello una inteligentísima aproximación a través del sentido del humor, aunque la mayoría de espectadores, sesión de tarde y casi todos ya lejanos de los cincuenta, no reparan en ello, afectados tal vez por el núcleo duro de la historia.

También ha escogido a tres actores de inmensa talla, en el caso de Seymour Hoffman literalmente, capaces de iluminar cualquier película.

Lástima de las fatídicas 3 efes -forzado final feliz-, para una historia durísima, arrasadora e imprescindible, que reivindica la llamada de la selva -la consaginidad puede con todo-, frente a los que creemos que al final de los días, recogemos en la muerte lo que hemos sembrado en vida.

No hay comentarios: