domingo, 31 de agosto de 2008

Hace mucho que te quiero



Dir. Philippe Claudel (ojo con el pavo)

Act. Kristin Scott Thomas, Elsa Zylberstein





Tremenda babosada

Desde que Zp estrenara el buenismo, la especie, ese cruce entre cordero degollado y mentecato, se ha prodigado bastante. Ahora bien, la peli en cuestión rebasa los límites hasta provocar la arcada.

Érase una vez una madre que sale de la cárcel tras 15 años de condena por haber matado a su hijo de seis. La hermana, arrepentida de haberla ignorado, la acoge en casa con la sonrisa conmiserativa por bandera, con el fin de reparar su culpa e integrarla a una sociedad burguesa de provincia francesa, de la que huirías aunque fueras refugiado de Darfur, parapléjico y te acabaras de caer de la patera.

Todos son buenos: el padre futbolero, el policía abandonado por su mujer, el abuelito con cara de Santa Claus que no puede hablar por culpa de un derrame (¡qué chollo!), el refugiado iraquí de los buenos (su mujer no lleva burka), el profesor, docente aficionado en una cárcel, los padres adoptantes de niñas-preciosas-vietnamitas, los amigotes pesados, pero joviales y porreros...

¡Y luego resulta que no le había matado por mala, sino por evitar al niño los sufrimientos de un cáncer terminal!

La culpa es mía por ir a ver una peli con ese título.

alfonso

viernes, 15 de agosto de 2008

Tropa de élite


Dir. José Padilha
Guión Braulio Mantovani
Act. Wagner Maura, André Ramiro, Caio Junqueira

El trailer






Sin hipocresías
Oso de Oro en Berlín en un jurado presidido por el izquierdoso Costa Gavras, la película ha conmocionado Brasil y ha recibido los calificativos más gruesos, como "fascista". En mi opinión se trata de la fotografía de una realidad que nadie quiere mirar de frente, la violencia en las favelas de Río y resto de grandes ciudades de Brasil, -un fenómeno paralelo pero diferente al de las maras de Centroamérica-.

Y aquí nadie sale indemne: la policía corrupta, la burguesía cómplice y falsa, el BOPE, el cuerpo de élite, torturador y asesino, y todos rodeados de una guerra, mientras el país crece y espera a que la centrifugadora capitalista saque a los pobres de la pobreza.

El espectador se agita en la butaca por la tremenda violencia de algunas escenas, pero también puede sufrir desprendimiento de retina al tratar de seguir los movimientos de cámara, una steady cam pegadita al primer plano y bailona, al mismo tiempo que trata de leer los subtítulos. Buen guión, del mismo autor que Ciudad de Dios.

Lo curioso es que la trama comienza a partir de la visita del Papa a Río. El gran cocodrilo hipócrita.

alfonso

sábado, 2 de agosto de 2008

Escondidos en Brujas



Dirección y guión: Martin McDonagh
Act. Colin Farrell, Brendan Gleeson, Ralph Fiennes















Más irlandesa que la Guinness
Uno de esos guiones que se enseñarán en las academias de cine, que destaca por su potencia, sus diálogos, su humor oculto y la habilidad de sacar petróleo de situaciones presuntamente anodinas. Se nota que McDonagh viene del teatro, pero hacer cine se le da estupendamente.

Además da gusto escuchar frases políticamente incorrectas, verdaderos exabruptos contra Bélgica, (aunque los que hemos pasado una tarde en Brujas los consideraremos incluso moderados), ver violencia contextualizada y seca, como en los primeros tarantinos antes de que se convirtiera en el cretino que es hoy, y oir, como siempre que se saca a colación Irlanda, música maravillosa.

Lástima que Colin Farrel está pasado tres pueblos de tics y gestos, antes incluso de meterse varias rayas de cocaína. Pero de un tipo que fue novio de París Hilton y Britney Spears, (sic!) no puede esperarse que siga en sus cabales.
alfonso