martes, 6 de diciembre de 2016

Bar Bahar

Feminismo cancerígeno
Dir. Maysaloun Hamoud
Act. Mouna Hawa, Sana Jammelieh, Shaden Kanboura

Título original: In between

Israel, Francia, 2016, 96 minutos















Feminismo cancerígeno
Por lo visto no hay nada que moleste más a los fundamentalistas que las mujeres que fuman. Aquí se pasan expulsando humo toda la película, de manera que uno llega a sentir que le falta el aire.

Tres muchachas palestinas comparten piso en Tel Aviv, una moderna abogada, una lesbiana que hace ocasionalmente de DJ y una talibana -aunque mi fisio insiste en que todas lo son sobre todo las de su pueblo en Toledo-, que estudia informática. Las tres tienen pareja, un fundamentalista claro, una médica MIR y un actorcillo del tres al cuarto, uno de esos árabes de ojos lánguidos de camello, que tanto atraen a las mujeres.

Por supuesto todo es un desastre y las tres acaban asistiendo a su propia fiesta aisladas en un balcón, ni que decir tiene que fumando. La estrella se la lleva por las buenas intenciones, el infierno está empedrado con ellas, y por una buena narración. Igual funciona bien en los Territorios Ocupados, quién sabe. Lo dudo.

Esto me pasa por despreciar la avalancha de catetos que invadía Madrid este puente y también la cola del cine Renoir a las cuatro de la tarde cuando me las prometía felices para ir a ver una película coreana de aroma también lésbico, pero mas insinuante y con menos humos, Doncella

Acabé en el cercano Golem. No por repetido un error menos inevitable.
alfonso


viernes, 25 de noviembre de 2016

Aliados

Vulnerant omnes, ultima necat
Dir. Robert Zemeckis
Act. Marion Cotillard, Brad Pitt...


EE.UU, 2016, 124 minutos

















Vulnerant omnes, ultima necat
Una buena historia con buscado aroma a clásico, mirándose en el espejo de El paciente inglés, II Guerra Mundial, mucho amor, mucho drama, elegancia y glamour, ambientación exquisita, vestuario impecable, grandes intérpretes, música cuidada, director de clásicos, con el famoso toque Spielberg.

Pero falla en su totalidad. Toda la película está almidonada, nada es creíble, chirría, las rayas del pantalón, los zapatos bicolor, la música un pelín estridente, y sobre todo un Brad Pitt recién operado que no se cree su papel ni un momento y que tiene que hacer frente a una Marion Cotillard que se lo come vivo. 

También la dirección del sólido Zemeckis adolece de falta de ritmo y de una puesta en escena recién desempolvada, en una Europa en guerra que el director y sus ayudantes desconocen y que no te llegas a creer en ningún momento.

Son dos horas de cine entretenido viendo lo que los críticos han elogiado como todo un clásico. Y lo realmente clásico es el título de esta entradilla, que para los ingenieros y demás analfabetos funcionales se traduce como "Todas hieren, la última mata". Y no es un spoiler.
alfonso


viernes, 18 de noviembre de 2016

La llegada

El lenguaje es la séptima ola
Dir. Denis Villeneuve
Act. Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker...

EE.UU. 2016, 116 minutos


















El lenguaje es la séptima ola
Hay dos tipos de películas de ciencia ficción, las de tiros y las encriptadas. Bueno, también hay una tercera categoría, menor, que pretenden ilustrar lo que pasa en la Tierra con una fábula futurista o de terror fantástico. Esta pertenece sin duda a las encriptadas.

Hoy es el Día Mundial de la Filosofía y parece que Heidegger vuelve a estar en candelero, al menos en determinados ambientes. Su libro cumbre Ser y tiempo inspira con resultados desiguales películas, obras de teatro, literatura y cine. Desde Malick en El árbol de la vida, hasta esta, pelín indigesta, a manos del director que se atreve con la secuela de Blade Runner... que ya veremos.

Ya se decía en tiempos del filósofo alemán que el objetivo de Heidegger era menos ser comprendido que ser experimentado a través de la extrañeza sentida, algo así como el distanciamiento de Brecht.

Aquí se mezclan de manera caótica y ramplona algo de las ideas del alemán sobre el Ser y sobre todo el Tiempo, el gran artífice de la existencia en sentido cósmico, en un día en que nos dicen que Marte pudo ser habitable hace 3.000 millones de años y el universo se supone que tiene 13.000 millones. Esas magnitudes en realidad no existen, están presentes.

Algo astragante, se pierde en su propia niebla y mezcla lo trascendente con tonterías sobre los chinos, pero uno agradece este tributo a los traductores, al lenguaje como cima y herramienta multiusos de la humanidad.
alfonso

viernes, 11 de noviembre de 2016

Después de la tormenta

Todo lo que no es autobiografía es plagio
Dir. Kore-eda Hirokazu
Act. Hiroshi Abe, Lily Franky, Kirin Kiki...

Japón, 2016, 117 minutos

Título orginal: Umi Yori mo mada Fukaku (Aún más profundo que el océano)















Todo lo que no es autobiografía es plagio
Parecen correr malos tiempos para la lírica y la épica y eso puede propiciar que los artistas vuelvan su mirada a Chejov, a las corrientes subterráneas que agitan la vida de los personajes y que subyacen en lo profundo del ser humano y se manifiestan en pequeños detalles, en conversaciones que parecen, solo parecen, banales, en los levísimos recuerdos de tu infancia, la única patria  de los adultos.

Ya sabemos que Kore-eda es discípulo fiel de Ozu y ahora reconoce que se ha detenido en su propia historia para escribir el guión, fijándose sobre todo en su padre, con quien tuvo, digamos, sus lagunas, y con su hijo, que como en casi todas sus películas, le dibuja como un niño más adulto de lo que debiera.

Mientras que los personajes están construidos sólidamente, sobre todo la madre-abuela, una impagable Kirin Kiki con un delicioso sentido del humor, a medio metraje el director y guionista pierde pie tras una apertura excelente, para recuperar el peso de la historia con un final finamente dibujado.

Quizá lo más impresionante sea, paradójicamente, la naturalidad, la capacidad de hacer cine sin que pese, colocando la cámara en ese plano medio bajo, marca de la casa, en los estrechos y simbólicos espacios de los escenarios, incluso al aire libre.

Es una lástima que algunos no sepamos sacar la cabeza para respirar fuera de nuestro entorno, aun sabiendo que no es universal como el del japonés. Pero sigo pensando que entonces sería un plagio de la historia de algún otro.
alfonso


miércoles, 9 de noviembre de 2016

Homenaje a Buero Vallejo

Deslumbrantemente fallido
Lectura dramatizada La realidad iluminada

Dir. Mariano de Paco Serrano
Dramaturgia Virtudes Serrano y Mariano de Paco

Sala Berlanga








Un homenaje deslumbrantemente fallido
Ni la elección de los textos, ni la lectura de los mismos por actores que parecían aficionados, ni la música con canciones fuera de contexto -la Internacional, Gallo Negro...- y a veces en play back, ni por supuesto una pantalla de cine permanentemente iluminada en blanco que deslumbraba a los espectadores... Ninguno de todos esos despropósitos se merecía uno de los dramaturgos más sólidos de la negra noche franquista.

Todo un pueril espectáculo de colegio mayor (o de una institución como la SGAE) que no mejora la pobre exposición de la Biblioteca Nacional, para el centenario de un autor y un personaje de una sólo pieza, con su elegante perilla de condenado a muerte, que significó sobre todo una lección de dignidad y de intelectual comprometido.
alfonso

viernes, 28 de octubre de 2016

Verano en Brooklyn

La vida nada más
Dir. Ira Sachs
Act. Theo Tapliz, Michael Barbieri, Greg Kinnear...


EE.UU. 2015, 85 minutos

Título original: Little Men















La vida nada más
Una familia neoyorquina, él actor, ella psicoterapeuta, se traslada a Brooklyn porque su economía hace aguas, al piso de su abuelo que mantenía a una inquilina chilena en la tienda de abajo. Ambas familias, la de ella monoparental, tienen dos hijos de 13 años que inmediatamente simpatizan. Luego la vida, sus avatares económicos, les van separando, aunque los muchachos viven su propia historia al margen, justo al margen, en la cuneta de la vida, en paralelo a la de sus padres.

Ya se encarga el autor de señalarnos que sigue el camino de Chejov, con el padre interpretando La gaviota en un teatro de tercera. La vida discurre en la superficie mientras en el subsuelo se cuecen los pequeños dramas, la existencia, los fenómenos que vivimos día a día y que nos hacen posicionarnos lo queramos o no. La escena de la clase Stanislavsky, -el gran muñidor de Chejov-, que lleva a cabo un viejo profesor, no tiene precio.

Bien es cierto que los cielos aparecen quemados, pero los encuadres son perfectos. La música entra casi sin enterarnos, pero pespuntea la trama, como en la vida misma. Las actuaciones fluyen empapándose del guión según transcurre.

Una extraordinaria experiencia de la mano de los maestros rusos, con esa mirada lateral que enfoca más lo que sucede por debajo y al margen, es decir que enfoca la vida con la sutileza de la Rusia pre revolucionaria.

¿No recordáis cuando teníamos trece años y nos bebíamos el azul del cielo a cucharadas? 
alfonso




viernes, 14 de octubre de 2016

Después de nosotros

Imprescindible en la lista de bodas
Dir. Joachim Lafosse
Act. Bérénice Bejo, Cédric Khan, y las niñas Margaux y Jade...

Francia y Bélgica 2016, 100 minutos

Título original: L'economie du couple

El tráiler













Imprescindible en la lista de bodas
El infierno debe ser algo muy parecido a que una pareja separada tenga que vivir junta por falta de dinero. Antes, los matrimonios permanecían unidos por razones morales y ahora por la crisis económica, ya instalada a perpetuidad.

Filmada en un 95% en el interior de la casa con cámara al hombro para mayor sensación de claustrofobia, una pareja belga, atentos al detalle, pelea principalmente por el reparto de la sociedad de gananciales, la casa sobre todo, que ella poseía y él ha reformado, cuyo importe les permitiría vivir separados. Pero se trata también de lavar en ese momento las miserias de una relación y eso se convierte en arma arrojadiza de la batalla, con dos niñas mellizas por medio.

A pesar de la violencia implícita no hay malos tratos, llueve y comen mal, -todo de Carrefour recién sacado de su envase y de la nevera-; son belgas, repito. Muy bien interpretada con una escena antológica del baile de los cuatro, habrá que seguir a este joven director que trabaja muy bien los guiones y los actores y lleva la cámara, incluso la digital, sin que la steady produzca cansancio.

No sé si ahora los jovenzuelos hacen cursillo antes de casarse por la iglesia, que les garantiza mejor puesta en escena y regalos más suculentos, pero esta película, -ayer nos quisimos hoy nos odiamos-, debería proyectarse en las sacristías en una escena parecida a la de la Naranja Mecánica

Aunque claro, probablemente entonces no se casarían, no compartirían sus bienes, no tendrían hijos... no viajarían a una estúpida isla tropical.
alfonso


©Carlos Mattera Matt



viernes, 7 de octubre de 2016

A quiet passion

Un Asperger de libro... de poemas
Dir. Terence Davies
Act. CYnthia Nixon, Jennifer Ehle, Keith Carradine...


Reino Unido 2016, 125 minutos

El tráiler















Un Asperger de libro... de poemas
A los artistas se les debe poner límites, sobre todo cuando después de un cierto éxito y con un público entregado, levitan y desparraman su genio dejándolo desconectar fuera de este áspero mundo. Así le sucede a la biografiada y al director y escritor del guión, un Terence Davies, Deep Blue Sea, Sunset Song..., completamente salido de tono.

Emily + CynthiaNo le ayuda la actriz principal con un rictus permanentemente desagradable, probablemente de su época de abogada en una serie abyecta, Sexo en Nueva York, que imposta su personaje hasta lo ridículo. 

A pesar de la excelencia general de la película, vestuario, fotografía, interpretaciones secundarias... está completamente desequilibrada, excesiva en los parlamentos, muchos en verso que, claro, es imposible encajar en los subtítulos, que además proceden, como tantos, de Google Translator.

Emily Dickinson es una poeta fundadora de la literatura estadounidense, el reverso femenino de Walt Whitman, que unía su puritanismo a su rebeldía, su intolerancia a su ateísmo, la elegancia de sus versos a una puntuación errática. Claro que a veces mejor no conocer al autor o autora y ceñirnos sólo a su obra.

I'm nobody! Who are you?
Are you nobody, too?
Then there's a pair of us—don't tell!
They'd banish us, you know.

Hoy hubiera sido prontamente dictaminada como Asperger, como tantos jóvenes de hoy que lo sufren en diverso grado, cambiando la poesía por la Play Station, la melancolía por la arrogancia y los libros cosidos a mano por los antidepresivos de baja intensidad. Ya lo decía Lorca, "El cielo tiene playas donde evitar la vida".

Pero eso sí, viviendo de sus padres hasta que puedan vivir de sus hijos.
alfonso

viernes, 30 de septiembre de 2016

El porvenir

La filosofía es un arma cargada de futuro
Dir. Mia Hansen-Løve
Act. Isabelle Huppert, Edith Scob, Roman Kolinka...


Francia, 2016, 100 minutos
















La filosofía es un arma cargada de futuro
Al menos eso mantiene la directora y la actriz lagarto de ojos amarillos, Isabelle Huppert, magnífica como siempre en un papel diseñado expresamente para su gélida forma de actuar. 

Trufada de libros y referencias cultísimas, el eslovaco lacaniano Žižek, el contracultural Horkheimer, Pascal claro, Raymond Aron como broma, Proudhon, Schopenhauer, Unabomber... al final resulta que la filosofía sirve para capear las crisis personales, afrontar la vida y sus reveses, cuidar una gata, enterrar a tu madre entre citas de Pascal y repartirse la biblioteca civilizadamente con un compañer@ que tras veinticinco años te deja por alguien más joven. Al menos eso mantenían los fenomenólogos y los existencialistas como Sartre y Beauvoir.

Hasta cierto punto previsible y más franco-burguesa que el Camembert, fluye lentamente muy bien narrada y filmada, con una sabrosa banda sonora en que se cita, claro está, a Woody Guthrie y a Brams.

Pero deja un buen sabor de boca saber que los libros sirven para algo más que para encender la chimenea y que la filosofía, como decía Marx en su undécima tesis contra Feuerbach que tanto citábamos de jóvenes, "no basta para explicar el mundo, lo importante es transformarlo", para darse cuenta cincuenta años más tarde que es el mundo el que nos ha transformado a nosotros.

Por cierto, ¿por qué escriben maduro cuando quieren decir viejo?
alfonso

sábado, 17 de septiembre de 2016

Sparrows Gorriones

Vikingos y gominolas










Dir. Rúnar Rúnarsson
Act. Atli Oskar Fjalarsson, Raquel BJörk, Rade Serbedzija...
Islandia, Dinamarca, Croacia, 2015 99 minutos

Vikingos y gominolas
Para vivir en una isla cercana al círculo polar ártico con menos árboles que Almería, y trabajar en la pesca del bacalao y en su procesamiento en un pueblo de diez habitantes y un perro hay que ser vikingo y militar de tal. Eso viene a significar alcohol, casero y del otro, alguna droga para variar, sexo triste y mucha camaradería masculina en plan Thor y el Walhalla.

Si tienes la desgracia de salir sensible por esas latitudes, ser adolescente y que tu madre se vaya a Angola con su segundo marido tienes ante ti un negro panorama. Ya nos lo advierten desde el primer fotograma con el canto del muchacho con maneras de castrato

Con esos mimbres ha ganado un montón de premios, entre ellos San Sebastián 2015, pero es previsible, roma y gélida como un glaciar en invierno. Cumple para premios en que brille la mediocridad y se busque eso que en Cannes llaman Un certain regard, una cierta mirada, mejor todavía si es de tierras exóticas.

El gorrión común es una ave adaptable y poco exigente en lo que al hábitat y a la alimentación se refiere; este habitante de pueblos, ciudades y caseríos es, sin embargo, un comensal directo del hombre y, por tanto, depende estrechamente de nuestras actividades para sobrevivir. Seo Bird Life

alfonso

viernes, 9 de septiembre de 2016

Masaan

La generación antiBollywood
Dir. Neeraj Ghaywan
Act. Rich Chaada, Sanjay Mishra, Vicky Kaushal...


India, 2016, 103 minutos
















La generación anti Bollywood
Situada en la ciudad sagrada y corazón del hinduismo como ejemplo de todo lo bueno y lo malo de una India tradicional, uno de los nuevos directores indios, Neeraj Ghaywan junto con Deepa Metha realizan películas sinceras y sencillas sobre los problemas del gigante asiático, con el tradicionalismo y la religión como maldición eterna.

Guionista de la inolvidable Agua, de la citada directora e ingeniero de profesión se ha lanzado a hacer cine abjurando de esa imbecilidad que tanto gusta por estos pagos,- sobre todo a Podemitas ignorantes y alcaldesas gagás, perdón por la redundancia-, que es Bollywood, la quintaesencia del horterismo indio, como si a los indios les gustase Bisbal como representante genuino del exotismo hispano.

Magnífica fotografía en tonos cálidos que puede incluso, a base de filtros, con los cielos quemados y contaminados de esa ciudad trampa que es Vanarasi, una de las sagradas de la humanidad junto con Roma, Jerusalen, La Meca y Las Vegas y otros pozos de superstición e hipocresía.

La primera vez, hace 30 años subí de los ghats espantado, la segunda y tercera los contemplé con profundo desagrado en una ciudad sitiada por el fundamentalismo musulmán que pugnaba con ventaja con el incipiente induista alimentado por el partido ahora en el poder, el Bharatiya Janata.

La cuarta no salí del hotel y preferí escribir una pieza, Vanarasi, ciudad oscura, y brindar por los incinerados a distancia y con una cerveza.
alfonso

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Malick vuelve a la carga


El árbol del tiempo

Documental (o no), sigue la línea trazada en El árbol de la vida, con más énfasis, si cabe, en los conceptos heideggarianos de ser y tiempo. Del sentido del ser íntimamente vinculado al tiempo y moviéndose entre la devoción por la naturaleza y la experiencia trascendental.

Una experiencia total presentada en la Mostra de Venezia que cosechará el aplauso rendido de sus incondiciones, entre los que nos contamos, y los bostezos de los amantes de los videojuegos, es decir, del resto.

Seguiremos informando el día del estreno por estos pagos.
alfonso

viernes, 2 de septiembre de 2016

La espera

La decadencia italiana del Alfa Romeo al Dacia Logan
Dir. Piero Mesina
Act. Juliette Binoche, Lou de Laâge...

Italia, Francia, 2015, 100 interminables minutos


















La decadencia italiana, del Alfa Romeo al Dacia Logan
Sorrentino y este su principal discípulo representan la decadencia italiana en el cine, como Beppe Grillo la representa en la política tras la finessa del capo di capi Andreotti, con el brutal paréntesis de un Calígula pasado por Tele5. Ya no se hacen coches como el Alfa Romeo, hermosos, delicados, caprichosos, buenos para un paseo, corto, sobre las colinas romanas. Ahora los italianos van en uno de esos coches hechos en Rumanía o ensalivan con el astragante Sorrentino, La Juventud o La Gran Belleza.

Aquí Piero Mesina llega a lo baboso en algunos pasajes,  por otra parte aplaudidos por la crítica hasta romperse las palmas, en que dos mujeres, la sufriente Binoche que no gana para antidepresivos desde Azul, y una jovencita, cruce de Scalett Johansson y Labios Ardientes, se enfrentan a un duelo que la primera esconde a la segunda, madre y novia respectivamente.

Muchos arrumacos, lágrimas, travellings laterales, foto macro y geometría en los encuadres. Se salva por la mansión siciliana, la escena del aeropuerto frente al Etna y por el suelo hidraúlico de la mansión.
Bueno, no. No se salva.
alfonso

viernes, 26 de agosto de 2016

Star Trek: Beyond

Start Trick
Dr. Justin Lin
Act. Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana...





EE.UU, 2016, 122 minutos














Start Trick
Poco queda del espíritu original de Gene Roddenberry de cosmopolitismo, inquietud, curiosidad y respeto sustituido aquí mutatis mutandis por el habitual estilo imperial militar, con naves que recuerdan portaviones, héroes militares, y conquistas fronterizas forzándolas más allá, de ahí el título original. Incluso utilizan, como hicieron con Noriega en Panamá cuando se refugió en la nunciatura vaticana, la música heavie para destruir el ejército enemigo.

Start Trick
Poca imaginación, con sólo un par de aciertos, el maquillaje de Sofia Boutella, -cuidadín con el apellido-, realmente hermoso y las naves volando como un ejército de estorninos, que puede hacer referencia implícita a las amenazas de los lobos solitarios, vengan de donde vengan, ya sea de Arabia Saudí, la madre de todos los yihadistas, o de la profundidad de la autodestructiva y paranoica sociedad gringa.

Poco más para una tarde de verano con una cartelera desoladora: muñecos de látex, maquinitas, luces láser, ruido y aire acondicionado.

Bueno, sí, Mr Spock prácticamente quiebra el código vulcano Kolinahr, que aquí llamamos alexitimia, al estar a punto de tener una erección. A puntito...
alfonso

viernes, 19 de agosto de 2016

El caso Fischer

El genio contra la máquina
Dir. Edward Zwick
Act. Toby McGuire, Liev Schreiber, Peter Sarsgaard...


EE.UU. Canadá, 2014, 115 minutos


Título original: Pawn Sacrifice















El genio contra la máquina
Lástima de película blandita y grisácea para un personaje fascinante que se volvía loco con el ruido como es natural, y se enfrentó a la máquina soviética ajedrecista pero también al sistema americano protagonizado aquí por Henry Kissinger y sus intereses durante la Guerra Fría.

De ahí el título original Sacrificio de Peón, que describe acertadamente lo que hicieron con un genio desequilibrado en aras a apuntarse un tanto en la confrontación que en aquel momento estaban claramente perdiendo -Vietnam, China, carrera espacial, costumbres, música...- que acabaría en su persecución oficial y su exilio en Islandia ya completamente fuera de sus cabales.

El personaje, aunque correctamente interpretado, no tiene perfil ni contorno, ni se nos cuenta, aparte de algunas pinceladas gruesas sobre su padre ausente y su origen judío, la posible génesis y evolución de su psicosis y delirio. Todo lo demás sigue siendo correcto, guión, secundarios, música, ambientación, pero precisamente choca esa normalidad con el genio inmarcesible de Bobby Fischer, que, dicen los expertos, jugó la partida más sobresaliente de la historia.

Menos mal que el jugador no se exilió en este obtuso país de ruido y furia con su narrativa a cargo de un idiota. 

Porque no hay mayor lujo que el silencio...
alfonso

martes, 16 de agosto de 2016

Regreso a casa

Regreso a casa
Dir. Zhang Yimou
Act. Gong Li, Chen Daoming, Huizen Zhang...


China, 2014, 111 minutos

















De la Revolución Cultural al todo a cien
La venden como un regreso del director, Zhang Yimou, a sus esencias de Sorgo Rojo, La semilla del crisantemo  o ¡Vivir! Y además vuelve a filmar con su antigua musa, -¿por qué se escribe musa cuando se quiere decir amante?-, y actriz fetiche de muchas de sus antiguas películas. 

Luego se pasó al lado oscuro y empezó a filmar la versión hollywoodiana de las películas de acción en clave wushu, -artes marciales chinas con efectos americanos-, como Hero o La casa de las dagas voladoras, para acabar firmando la vergonzosa y robótica ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Sin embargo no se aparta ni un ápice del Partido para contarnos la historia de un intelectual purgado en la Revolución Cultural, delatado por su hija que quería un papel de heroína en el ballet patriótico del Batallón de Mujeres Revolucionarias. Su esposa no le reconocerá a su vuelta al cabo de veinte año, dícese rehabilitado.

Todo contado con un estilo que derrocha vaselina, con una música meliflua hasta hacerte saltar la bilis y unas caras de la buena (en todos los sentidos) de Gong Li que llama a lástima o a vergüenza ajena, aunque hay que decir en su descargo que nunca se vendió al cine occidental a pesar de las múltiples ofertas. Se la puede ver en Miami Vice de Michael Mann, una de sus pocas concesiones al dólar en una película espléndida, por cierto.

Hay que tener cuidado con lo que se desea porque puede hacerse realidad. Jugarse la vida y la dignidad para acabar siendo dependiente de una tienda de Lavapiés es como participar en una revolución que termina por parecerse a un neosomocismo meapilas.

Sic transit gloria mundi... Otro tequila, por favor.
alfonso

sábado, 30 de julio de 2016

Jason Bourne

Jason Bourne
Dir. Paul Greengrass
Act. Matt Damon, Tommy Lee Jones, Alici Vikander...


EE.UU, 2016, 123 minutos







Bourne, Wiki Bourne
Vuelve el auténtico Jason Bourne a su cuarta entrega -hay que olvidar una secuela protagonizada por Jeremy Renner bastante chapucera-, con una historia muy buena, del mismito momento actual en que la batalla se libra entre los partidarios de la cibervigilancia global y los de la libertad en la red.

Resulta risible que el defensor de los últimos sea un clon de Zuckemberg en modelo hindú -tras haber pactado un programa previamente con la CIA, eso sí- y que los malos sean los viejunos de la Agencia, con su director interpretado magníficamente y un con un punto de ironía por el gran Tommy Lee Jones. En descargo del guionista, el propio director Paul Greengrass, hay que decir que la jovenzuela experta en informática aspirante al cargo no sale mejor parada, presa de una desmedida ambición dos punto cero.

Magnífica primera media hora entre los disturbios en Grecia, a medias digital y analógica y luego, campana de Gauss invertida, decae en el medio para remontar en la traca final. Eso sí, la inevitable persecución en coche está pasadísima y hace añorar la de la segunda entrega que discurre en Moscú.

Extraordinario montaje y dirección eléctricos, con esos planos cenitales marca de la casa, estilizada banda sonora y buena actuación de los progres oficiales de Hollywood, donde destaca un héroe posmoderno sin whatsapp que no dice ni 25 palabras en toda la película.

Así debería ser siempre en la vida real. Y no habría vigilancia, ni digital, ni de la manchega vieja del visillo.
alfonso

jueves, 28 de julio de 2016

Lolo

Lolo
Dir. Julie Delpy
Act. Julie Delpy, Vicent Lacoste, Eugenie Granval...



Francia, 2015, 99 minutos















Los jovencitos Frankestein
Era inevitable que yo fuera a verla. Una mujer progre y moderna, cosmopolita y parisina separada, liga con un cateto, anticuado y recién divorciado, que se muda a París por razones de trabajo. Allí se encontrará con el hijo de ella, su "Conejito de los Alpes" de 19 años, más que moderno cool, artista, liberado, y con un edipazo bien adobado de un egoísmo patológico. O sea lo mismo pero con las circunstancias inversas de lo que me sucedió a mí hace unos años.

El muchacho no está dispuesto a compartir espacio, novia (materna) y dejar de ser el auténtico reyezuelo de la casa y hará mil y una perrerías al novio para que su mamaíta lo abandone, lo que da pie a la parte de la comedia, bastante acertada, en la línea de Tanguy, qué hacemos con el niño, pero con dinamita dentro, lo que se traduce explícitamente en el visionado por parte de la pareja de un vídeo de El pueblo de los malditos, la mítica película de John Carpenter protagonizada por aquellos siniestros muñecos de carne.
Los jovencitos Frankestein

Magnífico el joven Vicent Lacoste, Hipócrates, que domina a la perfección esa mirada de adolescente eterno, cargada de infinito desdén y algo de conmiseración hacia los adultos, y muy ajustados los papeles de la madre y directora, Julie Delpy, Blanco de Kiewslowsky y Antes de que amanezca, y de un convincente y atribulado novio.

Sin ánimo de hacer un spoiler, es decir eso que antes se llamaba reventar el final, el Conejito de los Alpes espeta a su madre la cruda realidad. Sois vosotros los que habéis creado el monstruoso hijo único, sociópata, dueño y señor, heredero universal y déspota nada ilustrado. 
Tierra por medio, hacedme caso...
alfonso

miércoles, 27 de julio de 2016

Sunset Song

Dir. Terence Davies
Act. Peter Mullan, AgynessDeyn, Kevin Guthrie...

Reino Unido, 2015, 135 minutos














Escocia, fin de siècle
Al excelente director Terence Davies, Deep Blue Sea, acostumbrado a adaptar grandes clásicos, -en esta ocasión un novelón del escocés Lewis Grasic Gibbon-, le empieza a temblar el pulso. No se puede realizar una apología de la tierra, la Madretierra, con un 95% de planos de interiores. Ni amontonar escenas que en vez de fluir se quedan atascadas en su significado sin engarzar en el devenir de los acontecimientos y del metraje.

Principios de siglo XX, cambio de paradigma en el campo escocés que rodea Perth: padres que se creen los amos de las vidas de sus familiares con licencia para propinar palizas, mujeres ahítas de parir, emigrantes, campesinos sin tierras, y alguna mujer con ganas de cambiar algunas cosas... donde irrumpe la otra brutalidad, la I Guerra Mundial, para cambiar esta vez la realidad en toda su extensión.

Como siempre en el director, magnífica banda sonora con especial atención a las canciones populares. Aquí suena particularmente bien la antigua canción marinera  Spanish Ladies, como en la anterior película donde The Dubliners interpretaban con la maestría habitual Molly Malone.

La última vez que me detuvieron mi padre me convocó a su despacho y me amenazó con tirarme por la ventana. Me levanté, le miré desde mi metro noventa y le dije que lo intentase. A partir de ese momento, el respeto se hizo mutuo. Crepúsculo de dioses menores.
alfonso

domingo, 10 de julio de 2016

Money monster

Money monster
Dir. Jodie Foster
Act. Georges Cloony, Julia Roberts, Jack O'Conell...



EE.UU, 2016, 98 minutos
















El cielo se llama Bescansa
Una película entretenida sostenida por un sólido guión los primeros 60 minutos, sobre la televisión basura, perdón por la redundancia, y dos buenas actuaciones, Clooney en un papel a la medida, entre histriónico y dramático y Julia Roberts cambiando de registro de novia de América a actriz también dramática, aunque no pueda evitar salir siempre tan guapa.

Un presentador de un programa basura sobre inversiones, es decir cómo hacer que el dinero pase de la gente de a pie a los buitres, se columpia en una recomendación y hace perder 800 millones de dólares a inversionistas aficionados. Uno de ellos irrumpe en el plató pistola en mano y exige una explicación. El guión se desinfla a la mitad y sus muñidores tienen que recurrir al gastado truco del hacker para arreglar lo que no se puede demostrar en virtud de un libreto que se desinfla como un souflé.

La directora Jodie Foster, la memorable prostituta joven de Taxi Driver, arrima el ascua a su sardina, (sic) y todas las buenas son mujeres y todos los cretinos, hombres, incluso con cachondeo sobre un producto que revolucionará la Bolsa, una crema para obtener fantásticas erecciones al instante.

Quédate el mundo, Jodie y arregladlo entre vosotras, yo hace tiempo que he dimitido. Pero ten miedo, mucho miedo, a Bescansa, Carol, que te susurra a la espalda. 
alfonso

viernes, 1 de julio de 2016

Demolition

Demolition
Dir. Jean-Marc Vallée
Act. Jake Gyllenhaal, Noami Watts y Chris Cooper...

EE.UU, 2016, 101 minutos


















Deconstruyendo tu personaje
Un guión no puede hacerse en torno a una sola buena idea porque se queda corto si no le das alas o creas historias paralelas. Sirve para abrir y cerrar, pero en el medio decae a plomo. Este es el caso, que el guionista ha querido tapar a base de acumular personajes frikies, amontonar escenas extravagantes y apilar otras de supuesto impacto emocional.

Un financiero de Nueva York tiene un accidente de coche en el que muere su mujer, joven, guapa y rica, y no es capaz de sentir nada. Ni siquiera derramar unas lágrimas en el funeral aunque lo intenta. A partir de ahí quiere desmontar su vida y su personaje para recuperar la sensibilidad emocional y una vida funcional a base a destruir cosas como alegoría -ramplona- del proceso.

La película aguanta por el buen trabajo del  protagonista, el vaquero gay de Brokeback Mountain, sólidamente flanqueado por la extraordinaria Noami Watts, innegociablemente alérgica al botox, el Photoshop y otros afeites analógicos y digitales, y el siempre recordado Chris Cooper, el inolvidable militar de American Beauty, pero el director de la flojísima Dallas Buyer Club tendría que facilitar a sus guionistas alcohol de mayor calidad y graduación.

Y sobre la pretendida alexitimia del protagonista debería tener en cuenta que no hay mayor emoción que no sentir ninguna. Eso que los Vulcanos, como Mr. Spock llamaban Kolinahr.
alfonso

viernes, 24 de junio de 2016

Más allá de las montañas

Más allá de las montañas
Dir. Jia Zhang-Ke
Act. Tao Zhao, Zhang Yi, Liang Jingdong...


China en coproducción con Francia y Japón, 2015, 131 minutos
















El dinero mueve... montañas
El director de Naturaleza Muerta y Un toque de violencia vuelve más lírico y melancólico tras los encontronazos con la censura que hizo que no se estrenaran en China sus dos últimas películas. Quizá por eso, y por la edad supongo, ese tono contenido, esa manera de contar un poco buñuelesca, utilizando vitriolo como relleno del pastel nupcial.

Vuelve al único tema que mueve montañas en China, la transición al capitalismo y la acumulación primitiva de capital sin tanta sangre ni violencia como en la Europa postfeudal o la Rusia postcomunista, pero dejándose trozos de la piel -del tigre, que aparece como símbolo- en el angosto tránsito.

La magia del cine consiste en este caso en tejer una historia que mal contada o mal interpretada sería directamente ridícula con un niño al que bautizan Dólar, la elección de una mujer entre el rico y el obrero, la comunicación del hijo y el padre capitalista por medio del traductor de Google y arropada por la canción Go West de Pet Shop Boys.

Y funciona, hasta la maravillosa escena final (spoiler: bailando precisamente esa canción), en una película áspera y sin concesiones, con unos detalles, -los ancestros, el dim sum como comida tradicional, el tigre, el jersey ochentero con que la protagonista abriga al perro...- que hace que uno se pregunte más tarde, frente al monitor-espejo, cómo demonios Jia Zhang-Ke se las ha arreglado para abrir una pequeña brecha en este coriáceo corazón.
alfonso

sábado, 18 de junio de 2016

Mi "perfecta" hermana

Mi perfecta hermana
Dir. Sanna Lenken
Act. Rebecka Josephson, Annika Hallin...






Suecia, 2015, 95 minutos













Cosas que perdimos en el hielo
Tan plana y aburrida como el catálogo de Ikea, aunque no tan mentirosa como la versión ibérico Podemita, destaca por la soberbia actuación de la Hermana Pequeña, en realidad el título verdadero de la película.

Se trata de una historia sobre la anorexia contada sin gracia, sin recovecos, sin segunda intenciones ni mirada lateral y sostenido por la poca profundidad de campo y los primero planos de la mirada limpísima de la gordita, hermana pequeña de la estrella del patinaje que acaba pagando con vómitos la estupidez congénita de los padres suecos de provincias.

Ni siquiera profundiza en ese perenne estado de discapacidad emocional que consiste en ser la hermana pequeña de quien se lleva todas las miradas, todos los regalos, parabienes, atenciones y arrumacos, por una condición especial, ya sea esta positiva o negativa.

La única pregunta que uno se plantea es qué hacer con una niña de doce años que manifiesta ese enorme talento al aguantar la cámara a veinte centímetros y mantener una mirada simple como un anillo, clara como una lámpara.
alfonso