sábado, 27 de diciembre de 2008

Australia



Dir. Baz Lurhman

Act. Nicole Kidman, Hugh Jackman










Bochorno

Ante la iniciativa de la oficina de turismo australiana y ciertos tour operadores mundiales de patrocinar el país por medio de esta película sólo cabe preguntarse y elegir:

A.-¿Serán idiotas los australianos?

B.-¿O los australianos nos tomarán por gilipollas?

Lectores votad para que la democracia nos ayude a conocer la verdad y sobre todo porque lo que los lectores de este sufrido blog votan... va a misa. (Es un decir, mayormente de Wyoming).

alfonso

jueves, 25 de diciembre de 2008

Retorno a Brideshead



Dir. Julian Jarrold

Act. Mathew Goode, Hayley Atwell, Emma Thompson







El frío clima del Reino Unido

Cuesta imaginar el frío cinismo de la aristocracia inglesa sumado a la hipocresía católica, pero el autor de la novela, Evelyn Waugh, católico él mismo, lo hizo con bastante acierto, aunque uno diría que con cierta cortedad. Pero hay que olvidarse de la serie de televisión, con un Jeremy Irons inmenso protagonizando el hastío que produce el cerrado sistema social de castas de los británicos, porque la película es un homenaje a la sinsustancia, al desmadejamiento intelectual, a la flojera cinematográfica. No hay en sus dos horas y pico nada que levante la trama, ni el valor seguro de Emma Thompson, ni la belleza de Hayley Atwell, ni los paisajes y los coches de época.

Sólo tres espectadores nos las prometíamos felices en un pase semi privado, sin tener en cuenta que el cine se vengó a modo quitando la calefacción. El frío ambiente y el gélido clima de la cinta consiguieron que sólo los más encallecidos misántropos resistiéramos la exangüe tarde de diciembre.

alfonso

lunes, 22 de diciembre de 2008

La taberna fantástica


Dir. Gerardo Malla
Act. Antonio de la Torre, Felipe García Vélez, Carlos Marcet...















De aquellos polvos, estos lodos
Alfonso Sastre, le pese a quien le pese por su exilio en Euskadi, es ya todo un clásico del teatro y recoge la tradición cervantina y quevediana de representar nuestra memoria, nuestras miserias y esencias más españolas, del trile al pícaro, del quinqui alcohólico cazallero al actual chorizo de Rolex, Chivas y fondo de inversión privilegiado.
Conviene asomarse a la jerigonza de los años del desarrollismo, de las tabernas emparradas al pie de los bloques del barrio de la Concepción, de los pobres llorando por no saber leer, de la flor de navaja y el inmigrante en Alemania, del tricornio y los entierros con los muertos apestando por el calor de agosto, para no olvidarnos de lo que fuimos y de la maldición de la tradición. Por aquello de la memoria.
Aunque ahora la Playstation haya suplido la sed de letras de entonces.
alfonso

Il divo


Dir. Paolo Sorrentino
Act. Toni Servillo, Ana Bonaiuto...











Pizza de macarroni
Un atracón indigesto de Italia, más por la forma tan italiana de contar -hueca, artificiosa, falsa, impostada-, que por la historia, la de los años de plomo, en la que en un personaje como Andreotti se personificaban las tres principales mafias europeas de entonces, la siciliana, la vaticana, y la P2 del insigne Berlusconi.
Y a Mussolini, le suceden Andreotti y Berlusconi, los centinelas de un reparto del mundo sellado tras la II Guerra Mundial en Yalta y que colea hasta nuestros días en que se derrumba el viejo orden, con ejemplos tan claros como el griego, al que le tocó en suerte la órbita occidental a pesar, como en Italia, de que las fuerzas de izquierda fueran la inmensa mayoría.
Lo dicho, un empacho.
alfonso

lunes, 15 de diciembre de 2008

Muy navideño


What would Jesus buy?

Documental
Int: reverendo Billy y el coro de gospel de la iglesia del Stop Shopping.
Dir: Rob Van Alkemade
EUA, 2007.


Estos dias de gasto imparable i vida social en los grandes centros comerciales, la iglesia del Stop Shopping puede salvar nuestras almas. Como? En los USA, el reverendo Billy (traje blanco immaculado, peinado impecable modelado a base de litros de laca) y su coro de gospel viaja de costa a costa en dos destartalados autobuses, predicando el mensaje que vaticina el Shopocalipsis (acompralipsis en castellano), exorcizando las cajas registradoras de las grandes superfícies comerciales, predicando sobre la barra de un Starbucks, bautizando un bebé en el parquing de un Wal-Mart... para terminar detenido en Disneylandia, el dia de Navidad.
A ratos casi una road movie, el documental está rodado con profesionalidad y montado con ritmo. No escapa a cierta tendenciosidad, que no molesta a los que querriamos rezar en una de las ceremonias del reverendo rubio platino.
Una aceptable alternativa (o complemento) a James Stewart.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

My blueberry nights

Dir. Wong Kar Wai

Act. Norah Jones, Jude Law, Nathalie Portman




Precrítica

Del director de la inolvidable In the mood for love o la fallida 2046, todo un derroche de color y atmósferas en plan Edward Hopper siglo XXI, y a pesar de lo que veamos en pantalla este fin de semana, de los pocos autores absolutamente reconocibles al primer fotograma, con una caligrafía narrativa original y poderosamente onírica. A disfrutarla en V.O

Sentimientos de neón

Sostenida por una historia mínima, colgada siempre de las obsesiones de Wang Kar Wai sobre las redundacias, por aquello de los amores imposibles, la película supone todo un placer dividido en varias capas: la música, -la de Norah Jones, pero también la recreación de la banda sonora de In the mood for love-; la dirección de actores -espléndidos todos a pesar, o quizá por ello, de que algunas escenas como la del beso final se repitieron 130 veces-; los encuadres y la conducción de cámara, -con un lenguaje a través de espejos, cristales y escaparates que habla de la obsesión del director por lo inasible-; y una fotografía memorable, -con planos exquisitos como el de los semáforos bailando-.

Quedamos a la espera del siguiente capítulo de la misma cinta, tejida con la misma levedad y primor oriental, aunque se haya pasado momentáneamente a Occidente.

alfonso

martes, 9 de diciembre de 2008

Un gran día para ellas


Dir. Bharat Nalluri
Act. Frances McDormand, Amy Adams







Un Bollywood a la inglesa
El director indio Bharat Nalluri agarra una historia al borde de la ñoñería posvictoriana y perpetra una auténtica cursilería, eso sí, fiel a sus raíces indias. El amaneramiento del personaje tonto, (Amy Adams), el triunfo de las bodas por amor, unos números musicales sonrojantes, una puesta en escena entre el rosa y el amarillo, una cargadísima ambientación y una vacuidad digna de mejor causa, dan como resultado un híbrido a medio camino entre un Bollywoood chirriante y un Londres de pitiminí que suena a rata pillada por el rabo.
Ni la gran Frances McDormand salva el desatino.
La versión testosterónica, -Un gran día para ellos-, correspondería a un Betis Osasuna en el bar de la esquina bebiendo cubata-ron-Negrita.
alfonso

domingo, 30 de noviembre de 2008

La ola


Dir. Dennis Gansel
Act. Jürgen Vogel, Frederick Lau, Max Riemelt









Una pregunta retórica
A un profesor progre de Alemania le toca organizar un proyecto de estudio que verse sobre la autocracia, mientras que a otro profe, al carca bávaro, le toca la anarquía. El progre, -a pesar de su teutónica cara-, empieza como sin ganas, pero el gusanillo de la conciencia le hace plantear a la clase la pregunta de si creerían que en la Alemania actual sería posible una dictadura. Y monta un proyecto autoritario en la clase sin una ideología clara, autoritario sin más apellidos que germánico.
Claro, acaban todos, incluido el inmigrante turco, en plan Gestapo y encantados de la vida, hartos de tanta quincalla digital, estado del bienestar, y padres liberales y despreocupados.
Lo más interesante es ver cómo los caracteres se adaptan a los diferentes papeles: el frustrado, el gorila, el trepa, el delator, el líder... y las dos "rojas" resistentes, mujeres, por supuesto.
Interesante, aleccionadora, inquietante en plena depresión y con los bárbaros a las puertas de Roma, es un poner.
alfonso

viernes, 28 de noviembre de 2008

Juan Marsé, premio Cervantes

Juan Marsé, fotografiado hace treinta años.














Marsé, Cervantes a su pesar

Algunas citas a modo de homenaje admirado al más bizarro de los perdedores, para conmemorar un premio, que aunque merecido, acabará siendo alfabético.
  • Con el tiempo, unos quedarían como farsantes y otros como víctimas, la mayoría como imbéciles o como niños, alguno como sensato, ninguno como inteligente, todos como lo que eran: unos señoritos de mierda. Últimas tardes con Teresa

  • Sin embargo hoy puedo afirmar sin miedo a equivocarme que todo lo que hay de asocial en mí, se debe a que vivo en una sociedad asocial. Lo poco que hubo de solidario y civilizado en mi juventud se lo debo por entero al trato con los cuerpos desnudos y a cuanto hay en ellos de hospitalario, a un poco de alcohol y a una cierta, natural y obsesiva predisposición a lamentar no sé qué tiempo perdido o no sé que bello sueño desvanecido. La oscura historia de la prima Montse.

  • No ha tenido mucho gusto en haberse conocido, habría preferido pasar de largo de sí mismo, pero acepta resignado el saludo hipócrita del espejo y la broma pesada de la vida: al nacer se equivocó de país, de continente, de época, de oficio y probablemente de sexo. El Pais, Autorretrato.

alfonso






jueves, 27 de noviembre de 2008

Rebobine, por favor


Dir. Michel Glondy
Act. Danny Glover, Jack Black, Mos Def, Mia Farrow, Sigourney Weaver...




A modo de epitafio

Tras perderme por los pelos la película en la única sala donde se exhibía en Madrid, ayer conseguí una copia en mi tienda de videos de referencia La Devedeteca, -estrenos, cine de autor y mucho arteydesmayo-.
Los protagonistas son unos frikies, afectados por una central eléctrica a la que boicotean en plan chapuza, lo que acaba magnetizándolos y borrando todas las cintas, VHS por supuesto.
La peli es un prodigio de imaginación y homenaje al cine, sobre todo por unos remakes de películas filmadas a lo cutre, que te dejan literalmente boquiabierto, entre los que destacan Robocop, Los cazafantasmas, 2001 una odisea en el espacio, Paseando a Miss Daisy, King Kong, las mudas de Charlot...
La paradoja consiste en que la tienda de vídeos se ve abocada al cierre, debido a la especulación inmobiliaria, la competencia del DVD y las modernas técnicas de marketing... algo parecido a lo que le ha ocurrido a La Devedeteca, que ayer me anunció su cierre.
Una vez más la vida imita al cine. Pero sin gracia.
alfonso

domingo, 9 de noviembre de 2008

Red de mentiras


Dir. Ridley Scott
Act. Leonardo Dicaprio, Rusell Crowe











Red de paridas
A la CIA le hacen faltas películas como estas para lavar su mala imagen de torturadores medievales, aficionados a los cibergadgets y absolutamente inútiles en labores de inteligencia. (Véase el libro Legado de cenizas de Tim Weiner, Debate, 2008). Y para eso se dirigen a un mercenario de mucho oficio como Ridley Scott, capaz de tejer un buen guión con la ayuda de William Monahan, (Infiltrados), y de hacer brillantes escenas de guerra, dicen que con los retazos de su anterior película Black Hawk derribado, sirviéndose de una historia apañada por un escritor más de derechas (periodista de Wall Street Journal) que Carrero Blanco.

Y qué decir del superpijo de la muerte, el niñato Dicaprio... mientras que Rusell Crowe cumple con su papel.
En fin, un entretenimiento de dos horas bien filmado, que no engaña ni a Condoleeza Rice mientras se mira al espejo donde se asoma en negativo la bruja mala de Blancanieves.
alfonso

domingo, 2 de noviembre de 2008

La comedia de la vida

Dir. Roy Andersson
Act. Decenas no profesionales

Merece la pena echar un vistazo







Elogio del desaliento
Una película al límite mismo de lo mínimo, con una estética a lo Buster Keaton y un sentido del humor parecido, poblada de personajes al borde de la nada, en la que impera la música, un encuadre y profundidad de campo extraordinarias y todas las gamas del beige bajo la luz del otoño sueco.
No es sencilla de ver, congela la sonrisa a veces forzada del público, precisamente porque pone en entredicho que la gente tenga que ser feliz, y está poblada de personajes mayores, feos, vulgares y anodinos, como la vida misma.
Depresivos abstenerse. Y sin embargo tiene un no sé qué...
alfonso

viernes, 31 de octubre de 2008

Solo quiero caminar


Dir. Agustín García Yanes
Act. Ariadna Gil, Elena Anaya, Pilar Lopez de Ayala, Diego Luna, Victoria Abril








Solo quiero vomitar
Una lamentable colección de tópicos mezclados y agitados para hacer una película de amiguetes, compadreo y taquilla: el toreo, el flamenco, el tequila, Grupo Salvaje, Alain Delon, El Padrino, Tarantino, La huida de Peckinpah, el feminismo testosterónico, el western, el México más bronco, la España más cañí...
Por no hablar de los actores, es un decir. Porque ver a Pilar López de Ayala haciendo de gánster, es como imaginarse a Santiago Segura haciendo el monólogo de Hamlet, o al blandito de Diego Luna poniendo cara de malo vestido de Reservoir Dog y con gomina, es como si Tony Leblanc hiciera Muerte en Venecia. Eso sí, Ariadna Gil está tan autista-borde como en la vida misma.
Ya no hay excusas para Diaz Yanes después de firmar bodrios como Sin noticias de Dios o Bolastristes o como se llamara la novela-basura del Reverte.
Ya nadie hablará de él ni vivo ni muerto. Por lo menos como cineasta.
alfonso

domingo, 19 de octubre de 2008

Encuentros en el fin del mundo


Dirección, guión y narración: Werner Herzog
No perderse el video











La patria de los frikies
Después de sobrevivir -mentalmente a duras penas-, a sus películas con su némesis Klaus Kinski, (Aguirre o la cólera de Dios, Fitzcarraldo, El enigma de Kaspar Hauser), Herzog ha dedicado su particular mirada a los documentales, Grizzly Man, The wild blue yonder o esta misma. Pero que nadie espere del alemán una cinta aséptica, narcótica como los de la 2, o plomizo ecologista como la mayoría.
Este es simplemente fascinante retratando la naturaleza salvaje del Polo Sur, los viajeros extremos que allí habitan -atentos al tipo con la mochila siempre dispuesta para partir-, sus sueños lisérgicos, y sus obsesiones extremas como la del pingüino suicida.
Lo único reprochable es el peso excesivo de Herzog en la película, algo inevitable de soportar si queremos disfrutar de sus maravillosas elucubraciones sonoras y fílmicas.
Por mi parte, si no puedo llegar a la Antártida, me tendré que consolar con el Glenlivet 12 años.
Que como patria tampoco está mal.
alfonso

sábado, 11 de octubre de 2008

Quemar después de leer


Dir. Los hermanos Cohen
Act. Frances McDormand, John Malkovich, George Clooney, Brad Pitt











Prácticamente alimenticia
Buñuel llama así, "alimenticias" a las películas que le daban de comer y que hacía para poder permitirse las otras, las que le gustaba rodar. Los Cohen yo creo que hacen lo mismo y alternan obras maestras, (El gran Leboswsky, Fargo, Sangre fácil, No es país para viejos) con buenas (Muerte entre las flores, Arizona Baby) y alimenticias (El gran salto, O Brother, Crueldad intolerable, The Ladykillers).
Esta es prácticamente alimenticia pero se permite el lujo de tener un casting impresionante, aunque más por el nombre, que por el resultado. Bien podría aprender el memo de Brad Pitt y el histriónico Clooney (insoportable cuando se cree Cary Grant II) de los eficacísimos e hiperprofesionales Frances McDormand y John Malkovich.
La película va creciendo según la trama se hace más ridícula hasta terminar con una escena para guardar en todas las academias en que se enseñe el género comedia.
Y es que los Cohen harían bien hasta una porno. Por cierto, a ver si hay suerte...
alfonso

sábado, 4 de octubre de 2008

Urtain


Teatro Valle Inclán
Compañía Animalario








El sueño de cualquier guionista
En efecto, la historia del boxeador Jose Manuel Ibar podría hacer las delicias de cualquier guionista, incluso de uno malo de solemnidad, de esos que pueblan las series hediondas de la televisión. Un muchacho sacado del caserío y trasmutado en boxeador, símbolo de una España atroz, de Pedro Carrasco, Raphael, Franco y periodistas canallas, convertido en un juguete roto que se tira desde un décimo poco antes del año de gloria de 1992.

Animalario y Cavestany hacen un buen trabajo, con una efectiva dramaturgia y una sólida actuación, pero la historia va de más a menos, quizá por contarla de fin a principio, un error estratégico. Tiene momentos felices con los números musicales, pero abusa de las referencias políticas en detrimento de la sociología de la caspa y las moscas, de niños mendigos y gambas con gabardina, de toros torturados, curas con halitosis y coñá peleón.
Sueños de guionistas, pesadillas de varias generaciones de girasoles ciegos.
alfonso

domingo, 28 de septiembre de 2008

CSNY/Déjà Vu


Dir. Bernard Shakey (Neil Young)
Act. Crosby, Still, Nash&Young
El trailer






Forever Young
Un documental para el público americano que tiene su interés sociológico para nosotros. Entre otras cosas porque nos hace plantearnos preguntas como ésta: ¿Cómo se puede estar tan colgado de ir a un concierto de CSNY y ser facha? Sobre todo porque el concierto y la gira se anuncia como un panfleto contra la guerra de Irak (el déjà vu de Vietnam) y el presidente Bush. Por otro lado nada que ver con los documentales del gordito demagogo de Michael Moore, sobre todo por la maravillosa música del cuarteto, aunque desgracidamente se prodigue poco durante los 100 minutos de duración.

De todas maneras sigue perfectamente afinado el sonido personalísimo del grupo, vestidos de hippies sesentones, -vaqueros, melenas deshilachadas, camisas floreadas- bajo el símbolo pacifista hecho jirones tras la orgía capitalista de los últimos 25 años que ahora nos toca pagar a todos.
Todos, menos los ricos, claro.
alfonso

sábado, 20 de septiembre de 2008

Siniestro Total (Plaça Reial, Barcelona)



Siniestro Total parecen estar en el ocaso de su carrera, pero siguen siendo capaces (cuando les da la gana), de brindar alegres noches de Rock. En la Plaça Reial de Barcelona se dio cita un público de lo más heterogéneo: guiris despistados de piel rosada que pasaban por allí y se encontraron el “fregao”, restos del movimiento punk, seguidores del grupo Vigués, y una miríada de “pakis” vendiendo latas de Estrella a Euro con cincuenta. Sonaban los primeros acordes casi a la una de la madrugada, y no cabía ni un alfiler.

Una hora escasa de deleite musical para el respetable, que vociferamos al unísono los clásicos y pudimos corear consignas políticamente incorrectas sin que ningún izquierdoso biempensante nos recriminase tal falta de decoro. Cuanta puta y yo que viejo. Vienen sus amigos, pero me da igual: son unos hippies, y los voy a matar. Que gusto!

Julián Hernandez estuvo comedido con las terroríficas arengas que suele introducir entre tema y tema. Por una vez, estuvo hasta ocurrente.
Con ¿quienes somos, de dónde venimos, a dónde vamos? terminó el recital. Justo delante de mí, un chico con el uniforme de punk reglamentario (versión verano, sin chupa claveteada) blandía una botella de calimocho, y coreografiaba con mejores intenciones que resultado el estribillo. Porque él, y muchos de los que estuvimos ayer en la Plaça Reial seguimos preguntándonos, tras veinticinco años de seguir al quinteto de Vigo, si somos alma, si somos materia o somos solo fruto del azar. Si es fiable el carbono catorce, o es nuestro antepasado el hombre de Orce.

sábado, 13 de septiembre de 2008

El tren de las 3.10


Dir. James Mangold
Act. Rusell Crowe, Christian Bale, Peter Fonda








Demasiada testosterona
Ciertamente ya no hay prácticamente hombres como estos, que desdeñan la ambiguedad y encarnan el reverso silencioso de los metrosexuales pegados al móvil. Aquí la hipervalorada ambiguedad de nuestros días queda relegada a una cuestión ética y a una delgada línea -sí, roja, claro-, que separa el bien del mal merced a una épica y casi a una estética. El guión apenas remonta en base a unas cuantas frases pero naufraga estrepitosamente con un final sonrojante, gracias en parte a un director al que toda la película se le va de las manos. Lástima de Peter Fonda que no consigue levantar la cabeza desde que le pegaran un tiro por hippie en Easy Rider. Y lástima también que haya que asomarse tras los primeros planos para atisbar los maravillosos paisajes de Arizona.
Una versión anabolizada en suma, del clásico de los 50, cuando los personajes eran para bien y para mal de una sola pieza, aunque paradójicamente, más frágiles.
alfonso

sábado, 6 de septiembre de 2008

Che el argentino


Dir. Steven Soderbergh
Act. Benicio del Toro, Demian Bichir, Santiago Cabrera, Unax Ugalde, Jorge Perugorria

El trailer







Estampas de la revolución
A pesar de contar con la asesoría histórica de Jon Lee Anderson, autor de la mejor biografía del Che, (Che Guevara, una vida revolucionaria, Ed. Anagrama, 2006) la película no deja de ser una colección de estampas de vidas de santos, laicos sí, pero sin ninguna arista o perspectiva, sea esta crítica o no. Y a pesar también de la reiteración de las escenas del personaje en la ONU, la levanta el talento cinematográfico de Soderbergh, el inteligente uso de las cámaras digitales de tercera generación (sistema RED), y la actuación de Benicio del Toro, literalmente abducido por su personaje, al que dan buena réplica Demian Bichir en el papel de Fidel y Santiago Cabrera como Camilo Cienfuegos.
No puedo decir que no disfruté con las escenas de guerra y algunas de las parrafadas más aceradas del Che.
Y es que por una vez ganaban los malos. Los míos.
alfonso

domingo, 31 de agosto de 2008

Hace mucho que te quiero



Dir. Philippe Claudel (ojo con el pavo)

Act. Kristin Scott Thomas, Elsa Zylberstein





Tremenda babosada

Desde que Zp estrenara el buenismo, la especie, ese cruce entre cordero degollado y mentecato, se ha prodigado bastante. Ahora bien, la peli en cuestión rebasa los límites hasta provocar la arcada.

Érase una vez una madre que sale de la cárcel tras 15 años de condena por haber matado a su hijo de seis. La hermana, arrepentida de haberla ignorado, la acoge en casa con la sonrisa conmiserativa por bandera, con el fin de reparar su culpa e integrarla a una sociedad burguesa de provincia francesa, de la que huirías aunque fueras refugiado de Darfur, parapléjico y te acabaras de caer de la patera.

Todos son buenos: el padre futbolero, el policía abandonado por su mujer, el abuelito con cara de Santa Claus que no puede hablar por culpa de un derrame (¡qué chollo!), el refugiado iraquí de los buenos (su mujer no lleva burka), el profesor, docente aficionado en una cárcel, los padres adoptantes de niñas-preciosas-vietnamitas, los amigotes pesados, pero joviales y porreros...

¡Y luego resulta que no le había matado por mala, sino por evitar al niño los sufrimientos de un cáncer terminal!

La culpa es mía por ir a ver una peli con ese título.

alfonso

viernes, 15 de agosto de 2008

Tropa de élite


Dir. José Padilha
Guión Braulio Mantovani
Act. Wagner Maura, André Ramiro, Caio Junqueira

El trailer






Sin hipocresías
Oso de Oro en Berlín en un jurado presidido por el izquierdoso Costa Gavras, la película ha conmocionado Brasil y ha recibido los calificativos más gruesos, como "fascista". En mi opinión se trata de la fotografía de una realidad que nadie quiere mirar de frente, la violencia en las favelas de Río y resto de grandes ciudades de Brasil, -un fenómeno paralelo pero diferente al de las maras de Centroamérica-.

Y aquí nadie sale indemne: la policía corrupta, la burguesía cómplice y falsa, el BOPE, el cuerpo de élite, torturador y asesino, y todos rodeados de una guerra, mientras el país crece y espera a que la centrifugadora capitalista saque a los pobres de la pobreza.

El espectador se agita en la butaca por la tremenda violencia de algunas escenas, pero también puede sufrir desprendimiento de retina al tratar de seguir los movimientos de cámara, una steady cam pegadita al primer plano y bailona, al mismo tiempo que trata de leer los subtítulos. Buen guión, del mismo autor que Ciudad de Dios.

Lo curioso es que la trama comienza a partir de la visita del Papa a Río. El gran cocodrilo hipócrita.

alfonso

sábado, 2 de agosto de 2008

Escondidos en Brujas



Dirección y guión: Martin McDonagh
Act. Colin Farrell, Brendan Gleeson, Ralph Fiennes















Más irlandesa que la Guinness
Uno de esos guiones que se enseñarán en las academias de cine, que destaca por su potencia, sus diálogos, su humor oculto y la habilidad de sacar petróleo de situaciones presuntamente anodinas. Se nota que McDonagh viene del teatro, pero hacer cine se le da estupendamente.

Además da gusto escuchar frases políticamente incorrectas, verdaderos exabruptos contra Bélgica, (aunque los que hemos pasado una tarde en Brujas los consideraremos incluso moderados), ver violencia contextualizada y seca, como en los primeros tarantinos antes de que se convirtiera en el cretino que es hoy, y oir, como siempre que se saca a colación Irlanda, música maravillosa.

Lástima que Colin Farrel está pasado tres pueblos de tics y gestos, antes incluso de meterse varias rayas de cocaína. Pero de un tipo que fue novio de París Hilton y Britney Spears, (sic!) no puede esperarse que siga en sus cabales.
alfonso

domingo, 27 de julio de 2008

Yo serví al rey de Inglaterra



Dir. Jirí Menzel

Dir. Ivan Barnev, Oldrich Kaiser, Julia Jentsch












El alma checa

Del autor de Trenes rigurosamente vigilados, Bohumil Hrabal, y de la mano del mismo director que llevó al cine su extraordinaria novela, nos encontramos en plenas rebajas esta pequeña maravilla sobre Chekia y Eslovaquia, y su inclusión en el mapa de nuestro imaginario.

Un retrato sobre su pueblo de cuando al escritor el régimen estalinista no le dejaba escribir abiertamente; de su relación con los alemanes, con los placeres de la carne, en sentido real y figurado, con la música y su esencia pacífica... trazado con espíritu burlón, a medias entre el teatro negro de Praga y la comedia chapliniana.

Una película pequeña que te crece dentro según van pasando los días. Muy recomendable.

alfonso

jueves, 24 de julio de 2008

Troilus&Cressida


Dir. Declan Donellan y Nick Ormerod
Compañía Cheek by Jowl
Las Naves del Matadero












Puro teatro
Como todos los meses de julio la compañía de teatro más famosa del mundo recala en Madrid a arrasar a un tropa fiel, ya basante arrasada por el sol, las obras y el polvo sahariano.
Esta vez traen una obra de las consideradas menores de El Bardo, una pequeña historia incrustada en la Iliada, los amores de Troilus y Cressida, algo que a Sharkespeare le encantaba hacer como en el caso de la historia oblicua de Rosencrantz y Guildenstern de Hamlet, tan bien ensamblada por Tom Sttopard.
Y con un elenco de actores siempre renovado, el duo Donellan Ormerod, imparte magisterio en espacio escénico y dirección de actores, creando una generación de artistas que perdurará en el tiempo.

Ayer, un espectáculo siempre maravilloso, -sobre todo Paul Brennen en Ulises/Priamo-, con 16 actores en el escenario rozando la perfección, por más que la representación perdiera ritmo con sus tres horas largas y decayera en ciertas escenas demasiado pulidas.
Uno no puede evitar recordar a Lindsay Kemp de hace 25 años cuando también arrasaba Madrid con unos montajes que la crítica consideraba ingenuamente provocadores.
Ah! ¿la historia? Un retrato brutal de la guerra y la soldadesca.
alfonso

domingo, 13 de julio de 2008

El edificio Yacobian

Dir Marwan Hamed
Act. Adel Iman, Nour El Sherif, Hed Sabri








Deliciosa ingenuidad egipcia
Hay una delgada línea (roja, claro) entre la saga y el culebrón, el retrato social y el melodrama, por la que transita impertérrita esta larguísima película, sin caer finalmente en el abismo de la cursilería y el populismo.
A salvar ese abismo contribuye en gran medida sus magníficos actores, todos desconocidos por estas tierras, su narrativa longilínea y su candorosa ingenuidad.
Por lo demás, constituye un retrato impagable de la sociedad egipcia, que no árabe, a pesar de la moralina presente en muchas de sus historias, y una valiente denuncia de las desigualdades y la corrupción de un sistema insostenible. Abusa a veces de un lenguaje narrativo televisivo, pero hace un encomiable esfuerzo para conectar con su público, el sufrido pueblo cairota.
Eso sí, conviene llevarse un cojín... (2 h y 41 m de duración)
alfonso

El incidente

Dir. M. Night Shyamalan
Act. John Leguizamo, Zooey Deschanel...









Grandiosa empanada mental (de vegetales)

A Shyamalan se le fue definitivamente la pinza después de hacer la magnífica El sexto sentido. Yo mantengo que acabó creyéndose lo que trucaba en el plató... En fin, equivocarse de peli es cosa de la canícula y el irresistible atractivo del aire acondicionado.

El caso es que las plantas se mosquean con tanta contaminación y calentamiento y generan una toxina que hace que la gente se suicide. Talmente el mismo efecto que produce ver Telemadrid, por poner un ejemplo.

La única escena que merece la pena es la de los albañiles tirándose del edificio a puñaos.

En efecto, la he destripado pero así no vais a verla.

De nada.

alfonso

lunes, 7 de julio de 2008

Aritmética emocional



Dir. Paolo Barzman

Act. Susan Sarandon, Max von Sydow, Christhoper Plummer, David Byrne






Demasiado corazón

Parece inevitable que un autor judío, en este caso Matt Cohen, acabe enfrentándose al Holocausto -y me refiero aquí al de los judíos, no al de los Palestinos-, por aquello de la conciencia, aunque ésta parezca funcionar sólo en una dirección.

Para la ocasión ha optado por un artefacto demasiado complicado y alambicado en la búsqueda de emociones: el reencuentro de tres supervivientes, un amigo protector y dos niños que terminan queriéndose como amantes, para que la protagonista, una Susan Sarandon en plan cenizo, los sumerja en el marco de su actual familia.

El director ha querido poner imágenes serenas y le ha salido unos movimientos de cámara, travellings desde grúa, muy ampulosos, con un paisaje excesivamente dramatizado. Se salvan los actores, claro y al final la pelicula se salva también pero por los pelos.

Para los de ciencias, porque uno en esto de los sentimientos siempre ha sido de letras.

alfonso

martes, 1 de julio de 2008

Indiana Jones y la calavera de cristal

Dir. Steven Spielberg
Act. Harrison Ford, Cate Blanchet









Mejor la salsa que la perdiz

Para apreciar el guiso veraniego hay que ir a un cine de los de antes, de terciopelo rojo, aire acondicionado de chaqueta (con dibujo de oso flotando entre el hielo agarrado a un barril), pantalla grande, y coincidir con un hatajo de chavales de alrededor de diez años devorando palomitas, en esos días de oro que median entre haber acabado el curso y no haber marchado todavía de vacaciones, que aplauden las escenas y cuchichean a voz en cuello sobre las hazañas del héroe.

La perdiz, es decir la película, demasiados efectos especiales y poca narración, menos sentido del humor que las primeras y más estructura de video juego.

Pero, lo que se dice disfrutar, de la salsa.

alfonso

sábado, 21 de junio de 2008

Margot y la boda

Dir. Noah Baumbach

Act. Nicole Kidman, Jenifer Jason Leigh, John Turturro, Jack Black






Películas trampa

Hay propuestas que no se puede evitar tener en cuenta aunque se entre con bastante desconfianza: los actores, la primera película del director, Una historia de Brooklyn, la crónica de El Pais, en la que uno sólo coincide en "que no es agradable de ver" pero que el crítico califica de brillante, quizá afectado él mismo por una situación parecida...

Y es una trampa bien planteada. Hasta pretende hacer fotografía sucia, montaje sincopado y movimientos de cámara temblona por parecer más indie y "rebelde" que nadie, pese haber reunido tal elenco de actorazos y afrontar su nómina.

Pero que nadie se llame a engaño: es una propuesta intelectualoide-pretenciosa-posthippie, pasada por el New Yorker, el Prozac y una mala digestión de Bergman y Lars Von Trier.

Es decir, son de las que hay que salirse... como de algunas treguas.

alfonso

domingo, 15 de junio de 2008

...Antes que el diablo sepas que has muerto


Dir. Sydney Lumet
Act. Phillips Seymour Hoffman, Ethan Hawke, Albert Finney, Marisa Tomey
























El destino como arma de destrucción masiva




La primera parte de la frase que conforma el título pasa casi inadvertida pero es clave: Ójala pases media hora en el cielo... Bueno, pues las dos horas de metraje se acercan bastante al paraíso del espectador de cine.

Un gran guión, con unos artesanos como los que conforman el equipo habitual del gran Lumet que a sus 83 años se las sabe todas y algunas más; una utilización de la banda sonora inmejorable, una dirección de actores férrea, capitaneada por el gran camaleón de P.S. Hoffman, y un Ethan Hawke en su línea habitual...

Elementos para dar vida a una historia de tragedia griega con el destino como gran muñidor, donde juegan sus cartas la muerte, los padres y los hijos, la ambición, la codicia y la culpa. ¿Quién da más?
alfonso

viernes, 23 de mayo de 2008

Raimon +40



Raimon 1968-2008
Paraninfo de Medicina, Complutense, Madrid







40 años no es nada
Mucha cana, mucha vista cansada, -se repartían algunos panfletos en cuerpo 22- algún ministro con ganas de figurar, algún consejero delegado antiguo director de Mundo Obrero, muchos felipes (del FLP) y algunos del otro, el de González, muchos "troskos" (cómo mola) y pocos "chinos", bastantes "carrillos" y perraje, mucho perraje como el que esto firma, -probablemente el más joven del acto, pero el único que cantaba en catalán-, sin entrada oficial y alojado en el hall, con los chavales que clamaban contra Bolonia.
Luego emoción, lagrimillas furtivas, satisfacción a raudales, para ver a un tipo de una pieza, 46 años en los escenarios, un chorro de voz metálica, que prometió otro recital, si no para dentro de cuarenta, sí en el 2013.
Pues allí nos veremos.
alfonso

domingo, 18 de mayo de 2008

Honeydripper


Dir. John Sayles
Act. Danny Glover, Yaya Dacosta, Stacy Keach











Robert Altman redivivo
John Sayles es uno de esos artesanos que sólo se producen en los EE.UU. Serio, constante, fiel a sus ideas, no le importa trabajar escribiendo películas de monstruos, Piraña, Los siete magníficos del espacio, La bestia bajo el asfalto... pero luego firma pequeñas maravillas minimalistas como Hombres armados, Lone Star, La Casa de los Babies, o El secreto de la Isla de las Focas.
Aquí nos cuenta casi bajo forma documental, el cambio de era en Alabama, años 50, ilustrando tal cambio con el tránsito del blues al rock, de la guitarra acústica a la eléctrica. Y mientras hace un remake de Vidas cruzadas, afina su especialidad, dibujar una formidable galería de personajes a los que trata con cariño, incluido el sheriff racista, el impagable Stacey Keach al que siempre recordaremos como el perdedor por antonomasia de Fat City.
Se recomienda cálidamente antes de que Indiana Jones la barra de las carteleras.
Aunque eso no quiera decir que no vayamos a ver al viejo Harrison Ford con cierto rictus de complicidad en la cara.
alfonso

lunes, 21 de abril de 2008

Mil años de oración


Dir. Wayne Wang
Act. Henry O, Faye Yu, Vida Ghahremani.

El trailer en castellano







Mil años de oraciones (laicas) y aun así...
Una inteligentísima mirada al mundo de la emigración, desde esos colectivos con un pie a cada lado del océano, pero desde el punto de vista de los padres, pertenecientes sólo a un mundo. También un no menos inteligente repaso al mundo de la incomunicación entre padres e hijos, entre los miembros de las parejas y entre los seres humanos en general, con ciertas gotas de crueldad.

Magnífica faena de un director minimalista que filma como nadie la comida y sus ceremonias y una actuación magistral del padre, Henry O, un viejo comunista, -maravillosa la escena con los misioneros mormones-, en una película que hay que ver en versión original, en inglés, mandarín e iraní.

Y como dice la hija, que reivindica el americano frente al chino para expresar sus sentimientos, hacen falta trescientos años de oración para cruzar un río juntos y mil para compartir la almohada.

Las cuñadas



Dir. Natalia Menéndez

Act. Julieta Serrano, Lola Casamayor. Lorena Berdún et al.




Teatro para un público gallardo

Ya sentado en la butaca empiezas a percibir con horror que el público que te rodea es del Madrid de los túneles y asfalto, de la caspa y las chaquetas pijas, del millón de fregonetas y adictos al móvil, de la mayoría absoluta y el pelotazo, y te remueves inquieto. Luego la planicie insoportable de las gracietas, la pobretona puesta en escena, la ausencia de crítica, el candor de sacristía, las famosillas cobrando por un papel higiénico, la ausencia de dirección... todo conspira para que te encuentres de nuevo en las garras de Mario&Alicia, los Gallardon´s boys, echando de comer al público de su jefe... y de paso llevándose ellos ganso.

Insoportable.

viernes, 18 de abril de 2008

La edad de la ignorancia


Dir. Denys Arcand
Act. Sylvie Leonard, Marc Labreche, Rosalie Julien.








De los hippies a la hipoteca, un viaje de ida y vuelta
Titulada en el original como la Edad de las tinieblas, esboza una crítica otoñal, ligera y nada presuntuosa de la sociedad occidental tal y como nos tiene acostumbrado Denys Arcand, director de El declive del imperio americano y Las invasiones bárbaras. Si bien se la puede tachar a veces de banal, se puede afirmar que a ratos acierta de lleno con pasajes que destilan ironía con un punto grotesco: la mujer que habla por el móvil de sus hemorroides a voz en cuello, el omnipresente telefonito, las palabras politicamente incorrectas suprimidas del diccionario, los perros adiestrados para oler el humo del cigarrillo, los funcionarios que hacen cursillos de feng shui, el aburrimiento generalizado del matrimonio... todo ello combatido con fantasías llenas de sexo cuarentón para rematar la cinta con un final de retorno a una naturaleza de mareas y compotas... no menos fantasioso.

sábado, 12 de abril de 2008

Sex Museum

Sex Museum
Sala 2 - Apolo (Barcelona).
10 de abril






Ciento cincuenta hombres (y mujeres) felices.

Si la semana pasada me hubiesen preguntado cual es para mí el mejor grupo español de rock en la actualidad, posiblemente no hubiese sabido que decir. A lo sumo hubiese dado un par o tres de opciones, sin demasiada convicción. Después de lo visto (y oído) el pasado jueves en la Sala 2 de Apolo, mis dudas se han disipado y puedo emitir un veredicto (personal, claro), a la cuestión: Los Sex Museum.

La gira de presentación de su último trabajo, “Fifteen hits that never were”, llevó al quinteto madrileño a la sala pequeña del local del Pueblo Seco de Barcelona. Allí nos congregamos un centenar largo de personas con la moral suficiente para soportar al terrible grupo telonero y aguantar hasta unas casi intempestivas once y media, momento en el que los Sex Museum empuñaron el instrumental para, después de unos temas de calentamiento, arrasar literalmente con una impresionante avalancha electricodecibélica. Leyendo los sismógrafos de Sebastopol se podrian identificar cada uno de los temas que sonaron pasada la medianoche, estoy seguro. Durante la hora y media que duró el show pudimos deleitarnos con un explosivo combinado de temas nuevos, clásicos y alguna versión.

Los Sex Museum Suenan compactos y contundentes como un sillar de granito, tienen oficio, saben estar en el escenario, disfrutan tocando, tienen un repertorio imbatible, llevan patillas y tatuajes de reglamento y, encima, tienen clase, són guapos (especialmente la chica a los mandos de un no menos precioso Hammond marrón) y visten bien (un diez para la camisa negra con farbalanes del cantante).

Pasada la una de la madrugada abandonamos la sala con quince euros menos en el bolsillo, los pulmones impregnados de hollín, el aparato auditivo un paso más cerca de la sordera... pero inmensamente felices.





El 22 de mayo en la sala El Sol, Madrid.

domingo, 6 de abril de 2008

Cuatro meses, tres semanas y dos días

Director: Cristian Mingiu
Intérpretes: Anamaria Marinca, Vlad Ivanov, Laura Vasiliu

Narrada con un estilo casi documental, la película narra las (terribles) vivencias de dos amigas una de las cuales decide abortar en la Rumania de 1987, a finales de la era comunista.
Áspera cómo el ronquido de los vetustos Renault 12 que poblaban las calles de la ciudad dónde transcurre la acción, la película refleja lo mejor, y lo peor, de la condición humana, con el austero y amarillento país del Este como fondo.
Las actuaciones, todas, immejorables.
Palma de Oro en Cannes, merecida.

sábado, 5 de abril de 2008

La familia Savages



Dirección y guión: Tamara Jenkins

Act. Laura Linney, Philip Seymour Hoffman, Philip Bosco






El poderoso influjo de la sangre

Dos hermanos distantes, cuarentones y de esos que los gringos llaman "perdedores", se enfrentan a la demencia, asilo y muerte de su padre, un personaje odioso que les rompió la infancia. Es decir a sus peores fantasmas. La guionista y directora ha escogido para ello una inteligentísima aproximación a través del sentido del humor, aunque la mayoría de espectadores, sesión de tarde y casi todos ya lejanos de los cincuenta, no reparan en ello, afectados tal vez por el núcleo duro de la historia.

También ha escogido a tres actores de inmensa talla, en el caso de Seymour Hoffman literalmente, capaces de iluminar cualquier película.

Lástima de las fatídicas 3 efes -forzado final feliz-, para una historia durísima, arrasadora e imprescindible, que reivindica la llamada de la selva -la consaginidad puede con todo-, frente a los que creemos que al final de los días, recogemos en la muerte lo que hemos sembrado en vida.

domingo, 30 de marzo de 2008

Love and Honor

Dir. Yoji Yamada

Act. Tukuya Kimura, Rei Dan, Takashi Sasano











Un samurai lumpen

Siglo XVII, periodo Edo en el Japón, no todo iba a ser los samurais de Akira Kurosawa. Éste se dedica a probar la comida del Señor, del Shogun, es un catador de venenos. Y un sashimi -recordadlo al cenar en el japo del barrio-, le deja ciego. Para conseguir una, llamémosle pensión de invalidez, su mujer Kayo, todo lo contrario de lo que el nombre pudiera sugerir, tiene que rendirse al acoso del poderoso de turno.

Un argumento sencillo al servicio de esta pequeña joya en la que destaca sobre todo una maravillosa puesta en escena: atentos a los kimonos, los peinados, el jardín, las texturas de la madera, la escena del samurai ciego ante la temporada de luciérnagas, y el personaje del criado, tan brechtiano, lleno de humor y sabiduría.

No os la perdáis en el páramo cinematográfico de esta temporada.

domingo, 2 de marzo de 2008

La Guerra de Charlie Wilson

Dir. Mike Nichols
Act. Tom Hanks, Julia Roberts, Philip Seymour Hoffman












Cinismo de cine
Una habilidosa falsificación histórica que evita cuidadosamente la palabra “talibán” en la descripción de la guerra de Afganistán contra los soviéticos. Un ejercicio de cinismo político y moral que casi deja entrever su coartada ideológica de minimizar las guerras y las intervenciones de EE.UU en el mundo para su propio provecho y en beneficio del complejo industrial-militar-religioso.
Y para eso, tres buenos actores para tres personajes estrafalarios y más falsos y acartonados que un obispo, algunos buenos diálogos de esos que llaman de florete, y una sarta de lugares comunes. Lo mejor, las camisas de Tom Hanks y la interpretación del agente garrulo de la CIA.
alfonso

domingo, 24 de febrero de 2008

Las filípicas del tío Loach



Adjunto la interesantísima crítica de Jordi Costa de El País que comparto en su totalidad. Después de El viento que agita la cebada, creo que hay que tomarse unas vacaciones del Tío Loach y sus dogmáticos y maniqueos sermones.





JORDI COSTA 22/02/2008 El Pais
Ante cada nueva película de Ken Loach quizá haya que formularse una pregunta previa a toda consideración sobre sus bondades como objeto cinematográfico: ¿a quién resulta incómoda, esta vez, la filípica de quien lleva años ejerciendo de Señor Roper de la conciencia progre europea? Sin duda, una película tan pedestre, rutinaria, desganada, tosca y fea como la presente tendría su disculpa si en la lista uno pudiese añadir, sin problemas, el adjetivo de incómoda, pero cuesta detectar otra funcionalidad que la de masajear la conciencia progre de su público natural con la periódica ración de cine tan pretendidamente concienciado como escasamente desestabilizador.


Lo que no se puede reprochar ni a Ken Loach ni a su guionista Paul Laverty es su compartida rapidez de reflejos como cronistas de un presente fluido, que obliga a revisar algunos fosilizados lugares comunes del discurso de izquierdas. En esta ocasión, su mirada se detiene sobre las efímeras convenciones de las empresas de trabajo temporal, las subcontratas, los empleos basura y el reciclaje de mano de obra inmigrante en una Europa cada vez más relajada a la hora de convertir al individuo en mercancía. El problema es que tanto Loach como Laverty diluyan la verdad testimonial de su discurso en un relato dominado por lo maniqueo. También hay una contradicción en la forma: lo que podría ser un discurso abierto termina por someterse a las dogmáticas leyes de la estructura de guión, que, entre otras cosas, introducen un ortopédico clímax en clave de thriller que, por sí sólo, desautoriza toda buena intención de partida y desvela todo lo que hay de fórmula y de aplicación de plantilla en el cine de Loach.


En un mundo libre plantea, no obstante, una singular modulación en el discurso del airado director: en este caso, el dedo acusador no se dirige al sistema, sino, quizás, a algún que otro ocupante de sus muy comprometidas plateas. El working class hero cede su lugar a la antiheroína culpable: la protagonista del último largometraje de Ken Loach pasa de víctima coyuntural del sistema a explotadora ready-made, en un paisaje marcado por la progresiva atrofia de la conciencia social y por el relativismo moral del superviviente.

Es una lástima que el personaje no sea más que un instrumento al servicio del cuento moral de Tío Loach. Podría llegar el día en que el cineasta diera el siguiente paso y decidiese formular narrativamente su propia culpa: la del envasador de sermones para espectadores previamente ganados para la causa de la ideología como espectáculo o como franja de ocio. Llegaría entonces el momento de revisar su filmografía y contemplarla bajo otra luz, posiblemente más estimulante.

Ante la jubilación


Autor: Thomas Bernhard
Dir. Carme Portaceli
Act. Gloria Muñoz, Teresa Lozano, Walter Vidarte

Teatro Valle Inclán, Madrid.




Sin piedad

Un juez y eurodiputado está próximo a jubilarse. Es un centrista que esa noche se dispone a realizar su ceremonia secreta, celebrar el cumpleaños de Himmler, el mayor asesino de la historia, vestido con su uniforme de las SS.
Bernhard retrata su cubil sin piedad, como Pasolini lo hizo con la República de Saló. Un universo cerrado formado por el juez, la hermana incestuosa y la otra, socialista y parapléjica. Y dispara sin errar el tiro una sola vez sobre la judicatura, los médicos, la pasión por la música, el alma germánica, el Tirol, la memoria histórica, el recuerdo y el silencio…

Los actores, la dirección, el texto traducido por Miguel Saénz, la escenografía, el marco de la sala pequeña del Valle Inclán, hacen del espectáculo una pequeña maravilla que tan bien viene en tiempos de reflexión como éstos.

jueves, 21 de febrero de 2008

Terrence Malick


El director y guionista Terrence Malick, Texas 1943, profesor de filosofía del MIT, sólo ha hecho cuatro películas: Malas Tierras (1973), Días del cielo (1978) La delgada línea roja (1998) y El nuevo mundo (2005).
No concede entrevistas, no sale en fotografías, no acude a actos públicos.

Sigue empeñado en filmar su mundo interior de una manera que sólo él sabe hacer para abrir las manos y señalarnos la naturaleza, la búsqueda del paraíso, la ingenuidad, los niños, la música y la poesía, el choque de culturas, la violencia y la guerra, el discurso moral... en películas larguísimas, siempre recortadas en su metraje inicial, escasas en diálogos pero frecuentemente con voz en off.

Su tercera película da título a esta bitácora.
Y por cierto, no las presto.

alfonso

Bienvenid@s a la bitácora

Estimados coleg@s:
Desde julio de 2003 hemos escrito 223 reseñas o comentarios sobre películas y, en menor medida, teatro y conciertos. Lo hemos hecho a través del correo electrónico y dado el desarrollo de la tecnología, el sistema parece ahora un poco "invasivo". Para no sobrecargar las bandejas, a menudo del trabajo, creo que sería una buena idea recurrir al sistema de bitácora y así os lo propongo desde hoy mismo.
Espero que os parezca bien,y desde luego el que quiera seguir utilizando el "viejo" no tiene más que comunicarlo a la cuadrilla.
Salud, suerte y buenas vibraciones
alfonso

domingo, 17 de febrero de 2008

La soledad

Dir. Jaime Rosales
Act. Sonia Almarcha, Petra Martínez, José Luis Torrijo







Un Lars von Trier cenizo
Como dijo Woody Allen en una de sus múltiples películas en que su protagonista visitaba el infierno, "debería haber uno especial para el que inventó los muebles de metacrilato". Pues bien, debería haber otro para el que inventó la Polivisión y el que quiera saber qué es, -y sufrirla-, que se gaste seis euritos. Porque hábilmente la productora no la incluye en el Trailer ¡¡Que pillines!!

Pero a pesar de los planos con telex que reducen a cero la profundidad de campo, de una exagerada morosidad, de la ausencia total de sentido del humor, de las varias argucias del director con el fin de barrer para su casa... A pesar de los 140 minutos de metraje... la verdad es que este sucesor de la escuela de Barcelona de Pere Portabella y sus muchachos, -aquellos que inventaron el Cine de Hierro Catalán que algunos llamábamos el Cine de Plomo Catalán-, ha sabido retratar emociones y sentimientos con una encomiable sensibilidad.
Aunque pelín mala sombra.
alfonso

domingo, 10 de febrero de 2008

No es país para viejos

Dir. Etham y Joel Coen
Act. Javier Bardem, Tommy Lee Jones, Woody Harrelson, Josh Brolin








...Ni para espíritus sensibles, nenazas o metrosexuales
Esta vez tocaba encontrarnos con una obra maestra de los Coen, al estilo de Sangre fácil o Fargo, en el otro extremo de las más alimenticias, O Brother, Ladykiller o Crueldad intolerable.
Es imposible contar mejor cinematográficamente la historia escrita por Corman MaCarthy a través de la fotografía, el ritmo, la puesta en escena y la creación de personajes, incluido el que juega el paisaje inclemente del sur fronterizo de América del Norte. Javier Bardem da miedo y Woody Harrelson, uno de mis actores favoritos, se sale en un pequeño papelito.
Creo que hay mucho cachondeo y mucha recámara en el discurso rancio de los viejos del lugar y desde luego nada tiene que ver con el melancólico punto de vista del maestro absoluto del género, Sam Peckinpah.
¡Ah! y visto el final me temo que tendremos secuelas para rato.
alfonso

La tortuga de Darwin


Dir Ernesto Caballero
Act. Carmen Machi y punto pelota
Teatro de la Abadía







Una tortuga lenta y pesada
Vale que haya poco teatro en Madrid porque los jóvenes no acudan mucho, pero es que obras como esta reducen la afición del respetable.
Un texto bien intencionado, muy mal interpretado, excepto por Carmen Machi en el papel de tortuga evolucionada, con fallos clamorosos de escritura, muy poco teatral y con una dramaturgia de obra de fin de curso de EGB.
Por cierto, quizá para alumnos de instituto o educación de adultos y cambiando a los actores, tendría su aquel.
alfonso

martes, 5 de febrero de 2008

Hacia rutas salvajes

Dir. Sean Penn
Act. Emile Hirsch








Para habernos matao
La historia es más sencilla que el mecanismo de un sonajero: un descerebrado se pasa unos cuantos años dando tumbos por EE.UU y se encapricha con Alaska. Llega a la misma Alaska, se interna en la naturaleza salvaje y como es natural, se muere, en este caso de hambre. Pero para que al bueno de Sean Penn se le hubiera metido en la cabeza tenía que haber más: una familia nuclear instalada en la mentira -¿y cuál no?-, un niño que como buen cristiano busca la pureza en la naturaleza y abomina de la sociedad, unos hippies de caricatura gruesa.
¿Quién da más? Pues la música; aberrante, de esa "con raíces", country reivindicativa, que instantáneamente da ganas de vomitar; y el nombre que se pone el chavalito, Supertramp, algo así como Supervagabundo. Y además, por lo que se ve muere virgen. Porque la película tiene menos sexo que el catálogo de IKEA.
De traca, no se salva ni por los paisajes.
alfonso

jueves, 31 de enero de 2008

En el valle de Elah

Dir Paul Haggis
Act. Tommy Lee Jones, Charlize Theron, Susan Sarandon










Missing v 2.0
A los estadounidenses le sienta bien viajar. Es cierto, primero destrozan los países que visitan o invaden -es lo mismo ahora que se avecina Fitur-, pero luego, tras la resaca, les viene bien reflexionar, perder la arrogancia y enfrentarse a sus efectos colaterales, ya sea en el Chile de los 70 o en Irak del S XXI.
Esta magnífica película del irregular Paul Haggis, autor del petardo Crash y guionista de Million Dolar Baby pero también de Walker Texas Ranger o las del 007 y Cienciólogo aficionado, es de las que ayudan a terminar guerras. Pero de paso, y con una mirada lateral a la que hay que prestar mucha atención por los detalles, retrata una América brutal, machista, racista, sórdida y ramplona.
Entre esos detalles la escena del balón -toda una editorial-, el sorbito de cerveza servido en el vaso, el arañazo al afeitarse.
Tommy Lee Jones maravilloso y la Sarandon, como siempre, es decir fantástica.
Ahora bien, todos preferiríamos ahorrarnos la versión 3.0.
alfonso

domingo, 27 de enero de 2008

Expiación


Dir.Joe Wright
Act.Keira Knightley, James Mcavoy, Romola Garai, Vanessa Redgrave, Saoirse Ronan.








La cocina de Ferran Adria
La película se presenta igual que los productos homónimos del soso y omnipresente cocinero, -puro artificio, malabarismo vacío, virtuosismo inútil-, es decir, una anécdota alargada hasta la naúsea lindando en la cursilería, con desmayos en el guión, efectismo en la puesta en escena, y escenas estiradas como esos buñuelos de viento tecnológico con los que nos amenaza desde todas las pantallas la rondalla gastronómica de pacotilla que acompaña al desgarbado huelefogones catalán.
Eso sí, merece la pena ir a verla por los aromas a Beau Geste, una fotografía muy hermosa y dos escenas deslumbrantes, la del acceso de pasión en la biblioteca, un prodigio de montaje de plano y contraplano, y el larguísimo plano secuencia de Dunkerque, brillantísimo.
Y por la líquida y mesmérica espalda de Keira Knightley, claro.
alfonso