lunes, 27 de junio de 2022

Licorice Pizza

 

Dir. Paul Thomas Anderson

Reparto: Alana Haim, Cooper Hoffman, Sean Penn...

EE.UU, 2021, 133 minutos








Pizza de regaliz
De Paul Thomas Anderson se puede elegir lo mejor, Magnolia o The master, o lo peor, Embriagado de amor, o Puro vicio seguida muy de cerca por esta, que al contrario de lo que se pueda inferir del título, hace referencia a una famosa tienda de discos de vinilo de California, por aquello del tamaño de los LP's y su color regaliz, licorice.

Tras esta bobada de título se esconde una cinta mema del todo, con una mirada ingenua, de esa ingenuidad gringa desarmante y un poco estúpida, que "celebra" el amor adolescente en la California de los años 70, de la mano del hijo de Phillip Seymour Hoffman, actor fetiche del director, muerto por sobredosis, y de una casi debutante Alana Haim. Luego viene la sección amiguetes con cameos de Tom Waits, Bradley Cooper y casi tal el papelucho de Sean Penn.

Ciento treinta y tres minutos edulcorados con muchos tics de cultura americana solo para nativos, una banda sonora notable y un magnífico montaje y colorido de la década casi prodigiosa que le ameritan la estrella. Solitaria.

A la crítica le ha encantado, como si se tratara de una boda de travestis narrada en las revistas del corazón, que hoy en día son todos los periódicos de este país de pandereta hortero-populista.

Es #aburrida, intrascendente, bobalicona y estragante#. Nuevo hastag, un poco largo, para el director.
alfonso


domingo, 19 de junio de 2022

Las ilusiones perdidas

Dir. Xabier Giannoli

Reparto: Benjamin Voisin, Cécile De France, Vincent Lacoste...

Francia, 2021, 149 minutos







Mentir más que la Gaceta

El titulillo parece una de esas redundancias, al igual que el de la película. Casi todas las ilusiones se acaban perdiendo en el tránsito por la vida y la prensa vive del esforzado sacrificio de algunos periodistas decentes, esa rara avis, con la gran mayoría vendidos al mejor postor, que suele ser siempre el de los oligarcas y políticos de turno. El mejor ejemplo es el de El País, vendido por la familia Polanco a políticos medrosos, de miedosos y de medrar, con despacho en la Moncloa.

Pues el señor Balzac, no tan garbancero como Galdós, aunque similarmente prolífico y avasallador con un prosa roma y tendencia al folletón, se inspira en su propia vida y experiencia para narrar las aventuras de un muchacho de provincias aficionado a la poesía que marcha a París en busca de ascender en la escala social, medrar cual política valenciana, mentir, difamar, calumniar y adular en los periodicuchos de la época apoyándose en sus mentores y sus amantes.

Es todo glamour francés post imperio napoleónico, interiores versallescos atosigantes, música inmisericorde y omnipresente y un trabajo desigual de su protagonista y muy afinado del siempre agudo Vincent Lacoste y de las protagonistas, la guapa Cécile De France y la pizpireta Salomé Dewaels que interpreta con mucho estilo a la medio corista, medio actriz, de las medias rojas.

Son dos horas y medias de Balzac, interiores rococó capaces de producir arcadas, pelucones y trajes masculinos engolados hasta la perilla, pero aprendemos alguna cosa útil como la razón de que haya en Francia un periódico que se llama Canard Enchainé a la vez que recordamos con nostalgia aquellas claques teatrales en que nos rompimos las palmas en algunos estrenos cuando fuimos jóvenes. 

E ilusos.

alfonso



domingo, 12 de junio de 2022

Villa Caprice

 

Dir. Bernard Stora

Reparto: Niels Arestrup, Patrick Bruel, Irène Jacob...

Francia, 2020, 103 minutos

Filmin







El arte retorcido de la manipulación
Después del calentamiento global, la destrucción de los océanos y la escasez del Rioja alavesa, la manipulación es una de las siete plagas que amenazan al hombre y menos a la mujer que suele ser una virtuosa de ese dudoso arte.

Un millonario francés compra una suntuosa villa que fue suya de niño a orillas de la Costa Azul,  fruto de dinero negro y de un tejemaneje con el ayuntamiento local. Un Algarrobico en plan pijo. Una mujer abandonada por su marido, socio del otro, denuncia todos los trapos sucios de la operación y el empresario llama a un célebre abogado para que le saque las castañas del fuego. Se trata de uno de los últimos trabajos del extraordinario Niels Arestrup, recordado como el mafioso corso, perdón por la redundancia, de Un profeta.

Un magnífico guion, con afiladísimas frases, al que, no obstante hay que perdonar el truco barriobajero de la conversación en el coche, que delinea un personaje inolvidable y con un final que, por alguna dichosa vez, no acaba con la losa cadavérica del happy end hollywoodiano.

Si naciéramos con más habilidades y algo de experiencia trasmitida genéticamente, por HDMI o Bluetooth, no caeríamos con tanta facilidad en las trampas que nos prepara el destino. Seríamos como viejos prematuros, solitarios, cínicos, descreídos y entregados al alcohol y la melancolía. 
O sea, tan ricamente.
alfonso 



lunes, 6 de junio de 2022

Voyage of time:Life's Journey

 

Dirección y guion: Terry Malick

Locución: Cate Blanchet

EE.UU. 2016, 90 minutos

Acontra+

El trailer







La madre de todos los documentales
Un viaje apabullante por el universo de Malick pergeñado en sus películas con algunos retazos desechados de ellas, sobre todo El árbol de la vida, y donde laten todas sus obsesiones, el tiempo, la vida, Heidegger y el tratamiento de la ciencia y la forma de mirar el mundo, y se recrean todos sus elementos fetiche, sobre todo el agua, pero también el fuego, los planetas y el universo desde hace 13.000 millones de años, y la vida, auspiciada por "la madre". Malick en estado químicamente puro.

Conviene verlo en VO, locutado por Cate Blanchett a pesar de que está bien traducido y pronunciado en castellano y dejarse mecer por las imágenes en altísima calidad, está construido para IMAX, e hipnotizar por la música.

Cuarenta años de trabajo, suponemos que como siempre, un par de años de producción y treinta y ocho de montaje, para el autor de cabecera de esta humilde web a la que presta su título, al que no hay que tratar de entender como si fuese un relato convergente al uso.

Ya lo decía Sarah Backwell en su primoroso libro El café de los existencialistas:
 
"... Es seguir el primer imperativo fenomenológico: ir a las propias cosas para describirlas, intentar poner rigurosamente en palabras lo que normalmente no se suele poner en palabras, lo que se suele considerar inexpresable… Coger el mundo, rehacerlo y devolverlo casi sin cambiar excepto por lo que se ha observado. Este estilo cinematográfico divergente gira en torno a cuestiones de la identidad humana, el propósito y la libertad."
alfonso


Video Malick de IMDB

sábado, 4 de junio de 2022

Belfast

 

Dir. Keneth Branagh

Reparto: Jude Hill, Caitriona Balfe, Jamie Dornan...

Reino (des)Unido, 2021, 98 minutos

Filmin (de pago)








Puro artificio

Ni desde la primera escena con una Belfast que parece sacada de un documental de la 2 hasta que muta en la calle de cartón piedra donde se desarrolla la acción. Ni los discursos filosófico poéticos del abuelo. Ni el conflicto, the troubles, disfrazados de una guerra de religión, ni el matón protestante, ni el hermano ausente, ni la cara de ratón de campo del "prota", nada tiene sustancia como diría un bizkaino de pura cepa.

Tampoco su factotum, el medio irlandés Keneth Branagh, ofrece mucha garantía tras su tránsito de especialista en Shakespeare a director de truños como Thor, al que hace un guiño en esta cinta, y Muerte en el Nilo o Asesinato en el Orient Express.

Se trata de una película para ganar premios a base de nostalgia preadolescente y homenajes truchos a grandes películas del Oeste con discurso de moralina barata interreligiosa y actores que no acaban de creerse sus personajes. Hasta el blanco y negro impostado, es decir, muy contrastado, suena, como todo, más falso que un discurso de Zelenski.

Lo primero que me dijeron en Dublín hace 50 años es que no se trataba de una guerra de religión, sino de los fucking british contra nosotros los irlandeses, mientras me invitaban a una Guinnes que no podía pedir a mis quince años. 

Lo mejor de todo la música de Van Morrison. Y eso que nunca me ha gustado, el ahora sí, auténtico león de Belfast.

alfonso

sábado, 23 de abril de 2022

Azor

 

Dir. Andreas Fontana

Reparto: Fabrizio Rongione, Alexandre Trocki, Stéphanie Cléau...

Producción Suizo-argentina, 2021, 100 minutos

Filmin







Horror susurrado
La alquimia suizo argentina funciona. Una película que mezcla el francés y el lunfardo de las clases altas, la banca suiza y los oligarcas argentinos que ampararon y dieron el golpe, el frufru secreto de la seda de las sotanas y los foulards de Hermès en que se envuelven las altas finanzas con el carraspeo aguardentoso del pillaje de los militares.

Un emisario y jerarca de un banco privado suizo va a Argentina en pleno golpe videlista a sustituir a otro delegado que ha desparecido misteriosamente y a recuperar su cartera de clientes: curas más falsos que el Papa, ministros truchos, terratenientes con una hija díscola "desaparecida", aristócratas de tres al cuarto que susurran en un excelente francés las golosinas de un París lleno de gárgolas fantasmas.

Y todo a media voz, sin levantar el tono, gélido como una nevada de primavera en Lekunberri. Un retrato envuelto en sombras sobre los militares como grotescos subalternos de la oligarquía criolla. 

Magnífica galería de personajes, en que destaca la esposa-estatua del protagonista y naufraga algo, sobre todo por el físico, el obispo.

Es escalofriante oír hablar en un francés goloso como un croissant sobre la necesidad de acabar con esa "juventud irrecuperable", mientras los purasangre galopan por los hipódromos del Wahalla peronista. 

Y, mientras los suizos a lo suyo: vender chocolate, relojes de cuco, cajas de seguridad numeradas y coartadas de confesionario donde se oye chorrear la sangre.
alfonso


domingo, 10 de abril de 2022

Drive my car

 

Dir. Ryûsuke Hamaguchi

Reparto: Hidetoshi Nishijima, Tôko Miura, Reika Kirishima...

Japón, 2021, 180 minutos

Filmin







La soportable levedad de Murakami
Un coche sueco y rojo avanza sobre el paisaje de Hiroshima, el funcional skyline que la bomba nuclear americana lanzada contra su población civil ha reconstruido tras la destrucción. Circula como un útero entre los colores fríos de la ciudad y sus calles medio desiertas para que un director de teatro pueda escuchar Tio Vania en el cassete del coche.

A partir de ahí empieza el show Murakami: leyendas y cuentos levísimos, de sexo liofilizado e imaginación preadolescente, con mucho sentimiento y mucho lirismo... que a uno le cansa infinitamente desde Tokio Blues y desde que las editoriales encerraran al eximio escritor para que escribiera cuanto más mejor con el fin de aprovechar el filón.

Así, los cuentos breves se suceden con empalagamiento creciente hasta el coma diabético, para espíritus dados a la sensiblería levemente zen mezclada como un mal martini con la sórdida novela romántica.

Una amiga decía que el mejor sitio donde colocar un micro para averiguar la vida completa de una persona es su coche. Allí se confiesa uno, habla por el móvil, escucha su música, lleva a sus amantes a un lugar retirado, mira el mar y medita en voz alta contra uno mismo y su destino.

Es lo mejor de la película, ese avance sobre las calles muertas de Hiroshima con una chófer callada, aunque al final, esta se rinde al síndrome del escritor sensible y comienza a narrar sus desventuras. 
Por qué no se calla...
alfonso


jueves, 7 de abril de 2022

Las mejores intenciones

 

Dir. Billie August

Reparto: Pernilla August, Samuel Froler, Max von Sydow...

Guion: Ingmar Bergman

Suecia 1992, 181 minutos

Acontra+






Bergman, el corazón helado

Una obra maestra del sueco más famoso, que disecciona magistralmente la relación de sus padres en un ejercicio que bien quisiera uno poder haber ejercido con los suyos. El padre es un pastor luterano curtido en los fríos de las buhardillas de Estocolmo que infringe a todo el que le rodea el peso de la ley del dios más vengativo y rencoroso que ha inventado el patético ser humano. Y claro, hijos y esposa son los primeros en quedar marcados.

No obstante, la historia desmonta con finura y objetividad los personajes, les dota de profundidad psicológica y de las contradicciones inherentes a su condición humana. Para ello se sirve de una actriz portentosa, que mira a la cámara como si nunca fuera a morirse, y a su marido como si nunca fuera a quererla. Palma de Oro en Cannes en 1992 junto a su marido, el director.

Demasiada luz para las profundidades septentrionales de Suecia, con unos paisajes anclados en el sinfónico verano escandinavo, el director de fotografía ha debido de confundir, como Cernuda, la realidad con el deseo. La escena final debería estudiarse en los institutos entre clases de video juegos, la única asignatura vigente para nuestra obtusa muchachada.

Sombrero en mano para el sueco que se adentró en una morgue en su juventud para admirar el cadáver desnudo y yerto de una muchacha recién fallecida, según cuenta en su autobiografía, Linterna mágica

Personaje imprescindible para mi generación.

alfonso

P.D. Un buen ejemplo de la nueva plataforma cinematográfica Acontra+, recién creada por los dueños de A Contracorriente Films, con un catálogo admirable.


sábado, 19 de marzo de 2022

Aguas profundas

 

Dir. Adrian Lyne

Reparto: Ben Affleck, Ana de Armas, Kristen Connolly...

EE.UU. 2022, 115 minutos

Sobre una novela de Patricia Highsmith







Cuernos profundos
Un bodrio de un director obsesionado con los cuernos -autor de Infiel, Lolita, Una proposición indecente y Atracción fatal entre otras perlas-, a modo de catalizador de las relaciones echadas a perder por el matrimonio. Con unos guionistas que desvirtúan la obra de Patricia Highsmith y su reconocida y muy celebrada perversidad, para reducirla a una caricatura pelona que bien podría firmar  el Reverte.

Es un verdadero aburrimiento, excepto por la cara del Affleck tonto, -el listo es su hermano Casey-, cuando ve a su mujer follando con otros y cuando se autoparodia como ex alcohólico pidiendo Perrier en una fiesta en que todo el mundo va con un melocotón como un piano. 

Una cosa son los menages a trois, un rol o avatar sexual que debería promocionar Montera y su trouppe de feministas empoderadas del Circo del Sol, y otra ver cómo tu señora o tu señorito, tanto da, te la pegan en tus morros y además a cuenta de tu cuenta; corriente, por supuesto.

Es casi igual de mala que Una proposición indecente. Bueno, no tanto. En esa estaba Woody Harrelson para alegrarte un poco el tostón moralista. 

Ni acercarse a pesar del "gancho Highsmith". No funciona ni como Viagra inmaterial por mucha Ana de Armas en top less, brain less.
alfonso



domingo, 13 de marzo de 2022

Maixabel

 

Dir. Iciar Bollaín

Reparto: Blanca Portillo, Luis Tosar, Urko Olazabal...

España, 2021, 115 minutos

Amazon Prime (4 €)








Ardor guerrero
Ahora que suenan tambores de guerra por Occidente, jaleados por casi todos al unísono contando las mentiras de siempre para que nos alistemos todos (y todas) a las prietas filas por la libertad de unirnos a la OTAN urbi et orbe, conviene echar un vistazo a sus consecuencias.

Iciar Bollaín ha prescindido en esta ocasión de Paul Laverty, su pareja y guionista de guardia, para tomar en sus manos la tarea, la dificilísima tarea de contar una parte del conflicto vasco, envuelta, como no podía ser de otra manera, en grandes dosis de emoción. 

Una parte de los militantes de ETA no soportan más el peso de sus muertes y tras criticar a la organización, en la que se consideran meros soldados, deciden reunirse con sus víctimas para paliar su dolor. Su propio dolor, claro.

El guion patina, salta sin solución de continuidad por los años y apuesta por los sentimientos en detrimento del peso inmisericorde de la historia. Y si la Portillo está bien, sin más, Luis Tosar nos hunde con el peso de sus cejas, su cara de leñador estrábico y sus romas e insípidas actuaciones.

Habría que recordar que el perdón no existe, no existe, no existe; tres veces. Es un invento católico para abrir una franquicia que dura ya dos mil años perdonando los pecados para repetirlos hasta el infinito. Pero, aviso para navegantes, los hechos permanecen con su peso insoslayable, con una tozudez de piedra. 
alfonso 


miércoles, 9 de febrero de 2022

Ser los Ricardo

 

Dirección y guion: Aaron Sorkin

Reparto: Nicole Kidman, Javier Bardem, J.K. Simmons...

EE.UU, 132 minutos, Prime Video








Buñuelos de viento
Planificada para triunfar en los Oscar, los tres principales actores nominados, con unos diálogos de florete, chispeantes, una puesta en escena brillante y unas escenas deslumbrantes sobre cómo se pare un guion a tres manos, el soufflé se deshincha con un final tontorrón y "un fuese y no hubo (casi) nada". 

Y eso que por medio está el Comité McCarthy y su paranoia anticomunista, el show más popular de la TV gringa, un cubano trovero de la subespecie mambo y rumba y un drama enconado de egos y celos en el seno de una pareja de artistas.

Quizá lo mejor sea el duelo interpretativo entre la Kidman y Javier Bardem, que recuerda a los duelos entre Roger Federer  vs Rafa Nadal, el genio y el estilo frente a la fuerza. Solo se le va la pinza al sufrido esposo de P, la de las infinitas madres, en algunas escenas musicales. Y debería tener cuidado para no dejarse encasillar en personajes de latinazos, con inglés arrastrado y pelo aceitoso.

Siempre he sido un rendido admirador de Nicole a pesar del botox y de un envejecimiento poco digno de una mujer que sigue siendo un monumento. Sobre todo en aquellas escenas de Eyes Wide Shut, nunca traducida como debiera ser, Con los ojos herméticamente abiertos, donde se comía con patatas a su por entonces marido Tom Cruise y susurraba su rendido deseo por un onírico marinero que le nublaba todos los sentidos.

Eran otros tiempos y Kubrick solo habrá uno, señor Sorkin.
alfonso





miércoles, 2 de febrero de 2022

Florence Foster Jenkins

 

Dir. Stephen Frears

Reparto: Meryl Streep, Hugh Grant, Simon Helberg...

UK, 2016, 110 Minutos

Prime Video







Una noche en la ópera
Hugh Grant es un actor que hace siempre de sí mismo, un gentleman inglés que defiende su sino con bastante retranca y no poco sentido del humor autoparódico. Me encanta. Meryl Streep es versátil, hace todo tipo de papeles y ha triunfado en las candilejas. No la soporto. Ni siquiera en Las horas, una de las grandes. No funcionan mal como pareja, aunque Hugh se lleva la función de calle.

Se trata de la historia verdadera de la peor cantante de ópera del mundo, una millonaria encantadora, valga el oxímoron, de mediados del siglo pasado que canta como los perros, pero todos los que la rodean, sobre todo su medio esposo,  le guardan el secreto y escenifican de todas las formas posibles el engaño de la diva.

La música, es un decir, es de Alexander Desplat, un grande de las bandas sonoras, y ha tenido que hacer un esfuerzo para que suene bien, mueva a risa y se escuche ejecutar, ese es el verbo, unos gorgoritos peor de lo habitual en esos templos del aire exhalado por pechos abrumados de plumas y perlas Majórica.

El tercero en discordia, el pianista, es un personaje sacado de alguna sala oscura del cine mudo donde acompañaría magníficamente al piano a Charlie Chaplin o Buster Keaton.

Es una de esas películas que se pueden tildar de deliciosas sin caer en la cursilería. Ilustra de paso la parábola de que el rey va desnudo pero nadie se atreve a decírselo. Aquí pasa con nuestro patético presidente del gobierno, los dioses confundan.

La verdad es que a mí me da lo mismo. Odio la ópera tanto si está bien interpretada como si Florence Foster Jenkins se encarga de perpetrarla. No entiendo que las gordas -y los gordos- se suban a un escenario para pegar gritos sobre sus sentimientos. Pretendidamente, porque no se entiende un carajo de los siniestros gorjeos en ¿italiano? Quién sabe...
alfonso


miércoles, 26 de enero de 2022

On the rocks

 

Dir. Sofia Coppola

Reparto: Bill Murray, Rashida Jones, Marlon Wayans...

EE.UU. 2020, 95 minutos

Apple Tv







Bill Murray + Nueva York
Desde su debut como pareja en Lost in translation, el binomio actor + ciudad maravillosamente fotografiada nos obsequia con otra obra, quizá menor según muchos críticos que no soportan la ligereza de unas reflexiones sobre el paso del tiempo, o el peso del tiempo. Que se fastidien, porque la película es deliciosa de ver, tiene unos diálogos ingeniosos y los dice Bill Murray, el mejor actor de este fin de siglo aunque estemos a principios.

La Coppola no puede prescindir de la total corrección política, bastante aniñada como es ella desde que protagonizó el Padrino III poniendo cara de yo no he roto un plato, y se demuestra en un retrato de la pareja interracial totalmente ingenuo, sobre todo en el retrato del guayabo. Negro.

Pero ahí está Bill Murray para alegrarnos la noche, con una capacidad gestual infinita de cuello para arriba, que siempre me ha recordado a Buster Keaton sin tener que cargar con la promesa de no sonreír jamás merced a un estúpido contrato publicitario del que se arrepintió hasta su muerte.

De las boutades que nos cuenta el bueno de Bill sobre la monogamia, esa lacra social, de los neandertales y sus querencias, que nos han dejado un catálogo de manías digna de peor causa y de su un punto patética costumbre de tirar los tejos a todo lo que se mueva, -que sea femenino, cuidado-, a pesar de los setenta, nos quedamos con la absoluta naturalidad con que podría recibir una reprimenda de las pedorras del Me2.

Me3, por cierto.
alfonso


sábado, 15 de enero de 2022

La tragedia de Macbeth

 

Dir. Joel Coen

Reparto: Denzel Washington. Frances McDormand, Brendan Gleeson...

EE.UU. 105 minutos, 2021

Apple TV







Macbeth para progres
Hace muchos años Nuria Espert protagonizó Doña Rosita la soltera, en el papel principal, claro, haciendo de jovenzuela cuando andaba ya por los sesenta muy avanzados, lo que provocó los peores comentarios que he oído a la farándula sobre la insigne actriz.

Hoy Frances McDormand, esposa del director y productora de esta película, se atreve con una Lady Macbeth malvada y venenosa, "llena de escorpiones", por ser estéril y vegetar junto a su marido sin prole. A pesar de ser tan grande actriz naufraga como personaje junto a un Dezel Washington desvaído, quizá yermo de tanto protagonizar estúpidos super héroes vengadores.

Si a eso le sumamos unos decorados parvulistas, hijos espurios de los de la versión de Orson Welles, unas brujas novatas, -qué papel se ha perdido Irene Montera susurrando "tendrás muchos hijos y chalet con piscina pero nunca serás presidente"-, y una versión precipitada y recortada del inmortal texto de El Bardo, nos queda un ejercicio superfluo, con ínfulas de woke, a mayor gloria del hermano perdido, mientras Etham podría susurrarle al oído, "ves, ya te lo dije".

Nos seguimos quedando con la maravillosa versión del australiano Justin Kurzel, con su escocés masticado, su salvaje protagonista, y una violencia devastadora, destilada, nunca mejor dicho, en las tierras altas de Escocia, como los mejores whiskeys, con permiso de los irlandeses.
alfonso



lunes, 10 de enero de 2022

Tender Bar

 

Dir. Georges Clooney

Reparto: Ben Affleck, Tye Sheridan, Lily Rabe...

EE.UU. 2021, 104 minutos

Amazon Prime







Inodora, incolora e insípida
Eso decía mi padre cuando le traían la merluza congelada del régimen de vejez impuesto por su señora. Y encima sin sal, apostillaba. Pues esta película, además, está mal filmada, con un exceso de filtro para remedar la luz de la costa este americana en primavera. Por no hablar de la ambientación. ¿Cómo es posible que Ben Afleck se haya dejado embutir en esos nikis y esos jerseys cincuenteros?

Por supuesto, trata del gran drama americano del padre ausente. Ese tópico sobre el progenitor que te lleva de pesca, a acampar bajo los luceros como en la OJE y que tan bien diseccionó Antonio Resines en un anuncio sobre el cine español que debe ser lo único bueno que ha hecho este raquítico cine en los últimos 50 años.

Para colmo el bar del tío-colega, ese que te cuenta todas las mamarrachadas sobre la masculinidad más sentimentalmente tóxica, se llama Dickens, un escritor al que se odia todo el año, pero especialmente en Navidad. Y como no podía ser de otra manera, los productores españoles han titulado como les ha dado la gana, El bar de las grandes esperanzas, jugando con el título de la obra del inglés sobre un huérfano vocacional y recalcitrante.

En fin, Georges, dedícate a otra cosa. A ser un padre colega, de esos que tienen nietos en vez de hijos; a llevarles de pesca al lago Cuomo, donde tienes la dacha; a contarles batallitas de cuando eras un actor serio que ligaba un montón y te mantenías orgullosamente soltero. Pero no le des más a la claqueta

Aunque pague Amazon y los niños -nunca son niñas-, sueñen con androides que sean como Terminator, incansables padres modélicos.
alfonso


viernes, 7 de enero de 2022

Tiempo

 

Dir. M. Night Shyamalan

Reparto: Gael García Bernal, Vicky Krieps, Rufus Sewell...

EE.UU. 108 minutos

Filmin 4,99 €







Paridas Shyamalan
El director de origen indio va perdiendo la gracia con el tiempo. Desde su brillante debut El sexto sentido, que vi en un avión sobre el Atlántico mientras contemplaba de reojo las caras de terror de los niños y no tan niños, a esta, las paridas han ido perdiendo fuelle, sutileza y capacidad de sorpresa. Porque además, hay una fina línea entre el escalofrío y la befa y mofa que pueden llegar a provocar en ciertos momentos entre el respetable.

El autor siempre tira de temas de actualidad y les da una vuelta de tuerca. La madre soltera de su estreno, la naturaleza vengativa de El Incidente, o las empresas farmacéuticas en esta, al calor de las pandemias.

Un grupo de seleccionados huéspedes de un resort son llevados a una espectacular playa donde el paso del tiempo parece acelerarse y suceden una gran multitud de cosas, algunas sorprendentes y otras chuscas. El bueno de Gael no acaba de creerse su personaje y hace mutis a mitad de película. Supongo que para no reírse de tantas ocurrencias en cascada.

Siempre recuerdo la frase de la primera que comparten el niño y Bruce Willis, "A veces veo muertos". Yo constantemente. Sobre todo ahora que soy cada día un poco más viejo, que por cierto es el verdadero título original de la película. Y te llenan la memoria remota. La RAM la tengo ya perdida.
alfonso


jueves, 6 de enero de 2022

Lo peor del año 2021

 Un año para olvidar, un libro para guardar

Nada de nada en otro año aciago de mentiras, estupideces y enfermedades del cuerpo y sobre todo del alma. Si acaso el libro de Nórdica, y algunos destellos del cine en plataformas, como O que arde, o El Largo viaje hacia la noche.

El cine agoniza en salas y triunfan las películas de súper héroes truchos, de video juegos estúpidos, -perdón por las redundancias-, y los truños de toda laya. He aquí una pequeña selección de lo peor:





El poder del perro
, el declive rijoso de la Campion







En un lugar salvaje o las miserias del Levante español







Triple 9
, judíos, mafiosos y chusqueros







Noticias del gran mundo
, centauros sin jinetes






Y no podía faltar el bodrio español


Las niñas
, Nada de nada, el woke mañico






Y esto es todo. Esperemos a que el 2022 mejore el panorama. 

Ánimo, peor imposible. (Hum, ¿imposible?)