domingo, 2 de noviembre de 2008

La comedia de la vida

Dir. Roy Andersson
Act. Decenas no profesionales

Merece la pena echar un vistazo







Elogio del desaliento
Una película al límite mismo de lo mínimo, con una estética a lo Buster Keaton y un sentido del humor parecido, poblada de personajes al borde de la nada, en la que impera la música, un encuadre y profundidad de campo extraordinarias y todas las gamas del beige bajo la luz del otoño sueco.
No es sencilla de ver, congela la sonrisa a veces forzada del público, precisamente porque pone en entredicho que la gente tenga que ser feliz, y está poblada de personajes mayores, feos, vulgares y anodinos, como la vida misma.
Depresivos abstenerse. Y sin embargo tiene un no sé qué...
alfonso

No hay comentarios: