domingo, 31 de agosto de 2008

Hace mucho que te quiero



Dir. Philippe Claudel (ojo con el pavo)

Act. Kristin Scott Thomas, Elsa Zylberstein





Tremenda babosada

Desde que Zp estrenara el buenismo, la especie, ese cruce entre cordero degollado y mentecato, se ha prodigado bastante. Ahora bien, la peli en cuestión rebasa los límites hasta provocar la arcada.

Érase una vez una madre que sale de la cárcel tras 15 años de condena por haber matado a su hijo de seis. La hermana, arrepentida de haberla ignorado, la acoge en casa con la sonrisa conmiserativa por bandera, con el fin de reparar su culpa e integrarla a una sociedad burguesa de provincia francesa, de la que huirías aunque fueras refugiado de Darfur, parapléjico y te acabaras de caer de la patera.

Todos son buenos: el padre futbolero, el policía abandonado por su mujer, el abuelito con cara de Santa Claus que no puede hablar por culpa de un derrame (¡qué chollo!), el refugiado iraquí de los buenos (su mujer no lleva burka), el profesor, docente aficionado en una cárcel, los padres adoptantes de niñas-preciosas-vietnamitas, los amigotes pesados, pero joviales y porreros...

¡Y luego resulta que no le había matado por mala, sino por evitar al niño los sufrimientos de un cáncer terminal!

La culpa es mía por ir a ver una peli con ese título.

alfonso

No hay comentarios: