domingo, 8 de febrero de 2009

El curioso caso de Benjamin Button



Dir. David Fincher

Act. Brad Pitt, Cate Balnchett, Tilda Swinton






Del rosa al amarillo

En efecto, la película parece moverse entre los dos extremos. De un guión estupendo a una fotografía que abusa de la grúa y de los planos ampulosos en busca de efecto dramático estilo cuento gótico. De una historia conseguidísima, la de la nadadora -siempre los nadadores son los mejores-, a la almibarada historia de amor central. De un personaje afinadísimo, el triste de la tripulación, a la cursilada sonrojante del colibrí. De una ambientación y unos efectos especiales deslumbrantes a un estiramiento de la historia que acaba por aburrir.

Abusa además del recurso de la narradora agonizante y del tema de la muerte, afectado quizá de más el director por la reciente muerte de su padre, y Cate Blanchet está tan fría y marmórea como siempre, mientras que Brandelino realiza una buena actuación a lo Marlon Brando.

Merece la pena verla porque la historia es un lujo y la tecnología hace ya posible llevarla a la pantalla y porque se diga lo que se diga el morirse pa' atrás es una maravillosa forma de eutanasia.

alfonso

No hay comentarios: