domingo, 8 de noviembre de 2009

Medea


Dir. Jean Louis Martinelli
Act. Odile Sankara, Hamadou Sawadogo








La maldición del Canal
Uno sospechaba y había oído murmurar entre susurros de la maldición de los Teatros del Canal, buque insignia de la obra "cultural" de Aguirre de las FET y las JONS, del anarcofascista de Albertito Boadella y de un arquitecto del Régimen, Navarro Baldeweg, como no, santanderino. Es cierta. El funcional, incómodo y fanfarrioso edificio sólo puede pretender albergar coros y danzas, demostraciones sindicales, homenajes al empleado del mes...
Por otra parte, fruto de esa maldición, peor que la que se abate sobre Medea y su prole, la compañía burkinesa se ve cegada por la labor no ya chapucera sino perversa del director, que sabe de teatro lo que yo de física cuántica y monta un espectáculo no digno de subir a un escenario, con una puesta en escena patética, una dirección de actores vesánica y un declamar errático.
Mejor les hubiera ido a los africanos si se lo hubieran montado por su cuenta sin la ayuda envenenada de la banda de gabachos, el autor de la adaptación, el director del esperpento y el de la compañía, un trío de listillos, enemigos acérrimos de Molière y su arte.
alfonso

No hay comentarios: