domingo, 20 de junio de 2010

Air Doll


Dir. Hirokazu Kore-eda
Act. Bae Doo-Na, Arata, Itao Itsuji...











El amor en tiempos de plástico
Probablemente si la obra la hubiera firmado otro que el gran Kore-eda (Still Walking, Nadie Sabe, Hana), la película hubiera sido un petardo cursilísimo. Pero en manos de este japonés de alta sensibilidad, hasta una historia manga de una muñeca hinchable con corazón humano que deambula por Tokio insuflando -y dejándose insuflar a modo de orgasmo- alegría en los solitarios corazones de sus vecinos, se convierte en un espectáculo delicioso aunque le sobre media hora.

A ello contribuye la actriz, pero en mayor medida, el fotógrafo Mark Lee Ping-Bing, que da un verdadero recital de cómo mover la cámara en larguísimos y casi imperceptibles travellings. Claro que Kore-eda le llamó después de flipar viendo lo que hacía en Deseando amar de Wong kar-Wai.

Parábola sobre la vacuidad de un mundo global y posmoderno, recrea una escena de Blade Runner reafirmando que los robots son mejores personas que los humanos. Aunque sean de plástico hinchable.
alfonso

No hay comentarios: