sábado, 5 de febrero de 2011

127 horas

Dir. Danny Boyle
Act. James Franco
















127 horas sin sacarla
Perdón por el título, pero es que lo ponen a tiro. El caso real de un montañero, (en la foto, tras el episodio), ahora llamado cañonista, que se queda atrapado en el fondo de una grieta por una roca que le aprisiona un brazo.

Contada por el moderniki de Danny Boyle (Trainspotting, la macarrada de La playa y el taquillazo engañoso de Slumdog Millionaire), adquiere ese aire epatante que tanto le gusta y a la inmensa minoría racional nos carga, con la pantalla dividida en tres, cámara borracha y poco margen entre realidad y fantasía, producto de sus colocones virtuales. Buen trabajo del actor.

La naturaleza de Canyonlands en Utah es espectacular, escenario de las correrías de Butch Cassidy and Sundance Kid, y lo mejor de la cinta es que nos recuerda que la vida es un levísimo paseo que no debemos desperdiciar, casi diría que viendo esta película, fruto del memo de su director y guionista.
alfonso

No hay comentarios: