domingo, 11 de febrero de 2018

Mujeres de la Chanca

El Macondo almeriense
Sensi Falan
Dirección y texto: Adán Torres

Teatro de Carboneras, Almería



















El Macondo almeriense
La Chanca, el barrio gitano de pescadores de bajura y cuevas al pie de la Alcazaba, se ha convertido en un territorio mítico para la izquierda de la zona, junto a la Desbandá y los  antiguos refugios de la ciudad. Habitualmente se tiñe de lamento y reivindicación más o menos airada y fue territorio fecundo para las correrías de Valente y claro, Goytisolo, antes de exiliarse  casi del todo en su dorada dictadura del rey alauita de Marruecos.

Hoy se agradece el canto de Sensi Falán, hija de sus calles empinadas tan bien fotografiadas por Pérez Siquier, que saluda los recuerdos vivos de sus mujeres con una voz espléndida y alegre por mucha miseria que reinara entre las paredes apenas encaladas de las covachas.

Es un espectáculo sencillo con cuatro objetos, una red, una mesa y una silla funcional que merecería la maldición eterna de Ikea, que embelesa con el canto de Sensi y se pierde algo en un texto que podría estar más cuidado y rimar mejor con lo que cuenta y la realidad que glosa. También una dramaturgia más trabajada podría enriquecer el espectáculo.

Pero emociona al respetable, sobre todo cuando entona aflamencada con voz cargada de Mediterráneo las Nanas de la cebolla.

Tu risa me hace libre, 
me pone alas. 
Soledades me quita, 
cárcel me arranca

Lo seguimos suscribiendo.
alfonso

No hay comentarios: