domingo, 4 de noviembre de 2007

Once

Dublineses
 Dir. John Carney

 Act. Glen Hansard, Markéta Irglova

La canción Falling Slowly

















Dublineses

El genio de los pueblos pequeños y perseguidos por la desgracia, las hambrunas o las botas pesadas de sus invasores, y vaya botas que se gastan los ingleses, se manifiesta a veces en la literatura, -la mayor concentración de premios Nobel por habitante del mundo-, o la música, un arte que practica cualquier hijo de vecino en el pub de la esquina.

Y como muestra de ambas cosas esta sencilla película, un musical sincero, indie y minimalista, surgido de la factoría Sundance y tocado por la gracia de los cantantes de The Commitments, The Frames o... de una chica checa que pasaba por allí. 

Calurosamente recomendada y no solo para amantes de una ciudad donde se da la mano a los taxistas tras una carrera y cuyos pubs brindan el mejor espacio para que esparzan tus cenizas.
alfonso

No hay comentarios: