sábado, 2 de enero de 2010

Todos están bien


Dir. Kirk Jones
Act. Robert de Niro, Sam Rockwell, Drew Barrymore












Tan bien como pueden
Un levísimo arañazo al sueño americano, envuelto en el insulto gringo por antonomasia, el de perdedores, con un eficacísimo elenco de actores capitaneado por un Robert de Niro que -ya era hora- deja la muecas histriónicas y vuelve a su excelencia como actor.

Remake de la reaccionaria sin ambages, Stano tutti bene de Tornatore, tiene una buena fotografía de una América insólita por estar filmada desde un tren, y el británico Kirk Jones recurre a trucos cinematográficos chapuceros para narrar, como las voces en off de los hijos materializadas en los cables de teléfono que el padre fabricaba. Pero lo peor es la música, a pesar del nombre de Paul McCartney en el cartel; una sentimentaloide musiquilla de ascensor que no deja de sonar machaconamente despertando los instintos asesinos de los espectadores.

Se deja ver, el plano fijo del hospital con la bandera americana bajo la lluvia es muy bueno, y recomiendo acudir con la petaca y aplicarse algún que otro tequilazo para poder pasar el almíbar que destila la pantalla. Y estos días.
alfonso

No hay comentarios: