sábado, 20 de marzo de 2010

Green zone


Dir. Paul Greengrass
Act. Matt Damon, Brendan Gleeson, Greg Kinnear













Impasible el ademán
Probablemente sea el protagonista de la película y algún otro tonto de baba del Kansas profundo los únicos que se creyeron que las armas de destrucción masiva eran el motivo de la invasión de Irak.

La película cuenta de refilón algo mucho más interesante: la intervención de Paul Bremmer como virrey del país y el desmantelamiento interesado del aparato de estado iraquí, ejército y partido Baaz principalmente, a mayor lucro de la corporación Halliburton de Dick Cheney y Jeff Bush, quienes ganarían billones con su ejército mercenario de Blackwater y el caos que sobrevendría en el país.

Montaje frenético, efectista y efectivo del británico Greengrass, buena actuación de Matt Damon, encasillado en papeles como estos, para una cinta muy entretenida rodada en Marruecos y en Murcia, en la base de los Alcázares.

Es fácil distinguir a los extras murcianos: son a los que la baba les cuelga de las comisuras de la boca mientras intentan jugar al golf con la garrota.
alfonso

No hay comentarios: