sábado, 16 de abril de 2011

Carlos

Dir. Olivier Assayas
Act. Edgar Ramírez Ahmad, Kaabour...














Caricatura en nicotina
De trazo grueso y tópico incansable, se van desgranando las tonterías, las medias verdades, y la manipulación del protagonista, entre un recital de histrionismo, personajes de cartón piedra y ausencia del fondo de la historia.

Tal vez se pueda salvar la primera media hora de un metraje excesivo, pensado como serie para TV, donde quedan al descubierto los rotos y descosidos del guión. Tiene errores históricos gordos, manipula la historia al gusto de los que la han pagado -una de las películas más caras de Europa-, y trata de subnormales a todos, incluidos los espectadores. La escena de Yuri Andropov, a la sazón jefe del KGB, encargando personalmente en un país árabe el asesinato de Anuar el Sadat, mueve a risa.

No me extraña que Carlos haya amenazado desde la carcel con una querella al director. Y no creo que éste hubiera firmado la película sin que su protagonista estuviera entre rejas.
Pero ya se sabe, la historia la escriben los ganadores.
alfonso

No hay comentarios: