sábado, 10 de septiembre de 2011

La deuda

Dir. John Madden
Act. Helen Mirren, Tom Wilkinson, Ciaràn Hinds, Jessica Chastain, Marton Csokas, Sam Worthington















De la culpa como una de las las bellas artes
Al fin y al cabo la religión cristiana se basa en ella y en esta película la usan a modo. El pueblo judío es el campeón de la culpa. De la Gran Culpa por crucificar a Cristo; de la Segunda por ir como ovejas al matadero nazi, que claro, sale en la cinta. Y para guinda, los feroces agentes del Mossad mienten a su pueblo y se la pasan expiando 30 años.

Pero la peli es buena, extrayendo lo mejor de ese jugoso filón que son las historias de espías de la Guerra Fría. Tiene una cuidadísima y vaporosa ambientación cambiando el Berlín trucho de los sesenta por la Budapest trucha actual y donde hasta la textura de las luces refleja esa década. Los actores están todos muy bien y no digamos ya Helen Mirren. Lástima de final que huele a imposición de los productores.

Lástima también que a los palestinos les haya tocado hacer de chivos expiatorios para probar que los judíos nunca más van a dejarse matar inertes.
Y pagar la deuda. Con intereses.
alfonso

No hay comentarios: