domingo, 2 de diciembre de 2012

La parte de los ángeles

 Dir. Ken Loach
 Act. Paul Branningan, John Henshaw, Gary Maitland...


 Reino Unido, Francia, Bélgica, Italia, 2012
Apología del chándal
Es ahora el veterano Ken Loach el que encara directamente la Segunda Gran Depresión, cosa que venía haciendo por otra parte desde sus primeras películas y sobre todo documentales de su época de realizador de televisión. Y lo hace de la mano de su irregular guionista de cabecera, Paul Laverty, que también se ha convertido en el de Iciar Bollaín, merced a su relación de pareja.

Divertida, con un sólido y preciso guión, bien contada y bien filmada, sin alardes de fotografía, -lástima porque las Higlands lo merecerían-, te hace pasar un magnífico rato riéndote de los avatares del grupo de desheredados de la tierra, descendientes legítimos de Tom Joad, tratando de descifrar su inglés con fortísimo acento escocés de Glasgow, trufado de slang, y viéndoles cometer sus inconsecuentes travesuras.

Lástima que a Loach le salga la vena moralista en un final penoso y que le pierda su discurso pelín paternalista y paterno filial como vía de redención.

Pero le salva -como nos salva a todos- el sentido del humor, que es lo único que jamás se debe perder. Junto a lo que no se puede nombrar porque nos meterían en la cárcel.
alfonso

No hay comentarios: