jueves, 6 de diciembre de 2012

Una pistola en cada mano

Dir. Cesc Gay
Act. Ricardo Darín, Candela Peña, Leonor Watling, Eduard Fernández...

España, 2012













Elogio de John Wayne
Pues si hubiera que elegir entre la patética cuadrilla de metrosexuales adictos al Prozac, feos y vestidos de Zara, y el desgarbado, enorme, bizco y duro Rooster Cogburn, yo, -y ellas, por supuesto-, nos quedaríamos con el protagonista de Valor de Ley, ya fuera el sin par John Wayne o Jeff Bridges, el mismísimo Nota.

Además, Cesc Gay ha intentado hacer una segunda parte de la notable En la ciudad, jugando con las cartas marcadas, es decir con un completo y excelente plantel de actores que le levantan una película mínima y llena de tópicos, que rema a favor de la corriente de esa generación Bob Esponja, con escenas baratas de diálogos torpes, en localizaciones vulgares, con música inexistente y fotografía desaparecida.

También ha incluido algún comodín para su hipotético triunfo en taquilla como la bruja de Cayetana Guillén Cuervo, el capo mafiosillo que mueve los hilos del cine español, y ha hecho la pelota todo lo que ha podido a esa caricatura de feminismo desnatado, adicto al whatsapp y al bífidus activo tertuliano.

Un horror que no le hace cosquillas ni siquiera a Sergio Leone y sus simpáticas e infumables películas almerienses.
alfonso

No hay comentarios: