sábado, 22 de junio de 2013

Hannah Arendt

 Dir. Margarethe Von Trotta
Act. Barbara Sukowa, Axel Milberg, Janet Mcteer...





Alemania, 2013




¡¡Doctor exijo que me castre!!
Plúmbea película sobre la filósofa alemana y su papel en el juicio contra Adolf Eichman en Jesusalem, que puede servir también de paradoja sobre Alemania y los alemanes y sobre el propio film, porque a pesar de lo pesado de su mecanismo y su narrativa es francamente interesante.

La filósofa y pensadora, amante del único pensador nazi de envergadura, Martin Heidegger, convenientemente reconvertido tras la posguerra, se plantea la teoría de la banalidad del mal, sobre la incapacidad de los sujetos no pensantes de ser responsables de las atrocidades que cometen, aunque tengan que pagar por ello. Teoría arriesgada que puede dar pie al manoseado argumento de la obediencia debida, tan caro a los perfectos burócratas alemanes cabezas cuadradas, y a otros esbirros de dictaduras más imaginativas. La película cuenta también la tremenda polémica que causaron sus escritos en The New Yorker, su rebelde manera de pensar y su duda metódica.

Lenta, pesada como un elefante con botas de montaña, correcta, fría y aburrida, sumamente interesante, la directora alemana, (Rosa Luxemburgo, Las hermanas alemanas...) no ha debido caer en el parecido de la actriz con Merkel en su segunda conquista triunfal de Europa en apenas 75 años.

Y concluyo. Al día siguiente, el paciente, alemán veraneante en Mallorca, se encuentra con un amigo y compatriota que le pregunta si ya se había vacunado.
"Esa ser palabra que andaba buscando..."
alfonso

No hay comentarios: