jueves, 19 de junio de 2014

Violette

Manca finessa
 Dir. Martin Provost
 Act. Emmanuelle Devos, Sandrine Kimberlain, Catherine Hiegel...




Francia, 2013

Manca finessa
No se sabe si la frialdad y desapego de toda la película, como un sudario, se habrá contagiado de la triste vida de la protagonista, de la yerta altivez de la Beauvoir o de la mugre francesa de posguerra, pero se hace pesada como una losa. Tampoco ayuda el guión, plano y monocorde, ni la puesta en escena que es pobre de solemnidad excepto en el vestuario, que muestra unas prendas que sólo pueden vestir las francesas, que sorprendentemente consiguen sacarles el mejor partido a esos trapos y ¡esos tocados!

Cuenta la historia de una novelista extraordinaria pero poco universal, Violette Leduc, que llega a triunfar brevemente gracias a Simone de Beauvoir y a una generación irrepetible de intelectuales galos, Albert Camus, Jean Genet, Cocteau, Jean Paul Sartre. Arrastra su soledad y su bastardía, su bisexualidad, su aproximación sincera a la sexualidad femenina, su reivindicación del derecho al aborto, consiguiendo publicar en la mítica Gallimard, la editorial de Camus, de la mano de su mecenas y sincera amiga Castor, como llamaba Sartre a su eterna amante.

Unos temas que se arrastran hasta nuestros días aunque esa generación y ese tipo de intelectual comprometido con su tiempo muriera con ell@s, con el esperpéntico colofón de Althusser recluido en un manicomio tras estrangular a su mujer al parecer en un arrebato de locura.
Merece la pena por la historia de las madres de todos los feminismos.
alfonso

No hay comentarios: