domingo, 18 de octubre de 2015

La señorita Elsa

Herméticamente abierto
Dir. José Luis Saiz
Act. Ángela Boix
Versión: Lola Blasco

Sala Sexto Derecha

Sobre un libro de Arthur Schnitzler











Herméticamente abierto
Arthur Schnitzler fue un escritor y dramaturgo vienés, judío por supuesto, que causó grandes dosis de escándalo hasta que los nazis honraron su obra quemándola junto con la de su amigo Freud y muchos otros. Autor de la maravillosa Eyes wide shut, (Con los ojos herméticamente abiertos, la traducción es mía) llevada al cine por el genial Stanley Kubrick, es precursor y maestro del monólogo interior y puso en cuestión las convenciones burguesas sobre amor y matrimonio, además de otras instituciones no menos letales como el ejército y la monarquía.

En una época en que el sexo, recién descubierto como materia de estudio, lo impregnaba todo, desde la histeria a la pintura de Gustav Klimt, era perfectamente pertinente aprovechar la oportunidad para echar algo de vitriolo sobre las costumbres burguesas de entreguerras (en realidad un periodo del que no hemos salido) y los finos y decadentes vicios de los caballeros austro húngaros.

Por ahí boga el texto, yo creo que mal adaptado al teatro y regularmente dirigido pese al esfuerzo de la actriz única, que se machaca en el teatro del vermú, a las 12.30 del domingo, en un piso de la Ronda de Toledo, donde se filtran las conversaciones del castizo vecindario y llega el fragor del tráfico capitalino, con una puesta en escena e iluminación errática, por decirlo de manera suave.

Uno que es ya antiguo, reitera que el teatro tiene dos escenarios, las salas ad hoc y la calle. El resto es miseria de estos tiempos aciagos en que hay que luchar por lo evidente. (Bertold Brech)
alfonso

No hay comentarios: