viernes, 5 de febrero de 2016

Carol

Carol, lesbianas de papel couché
Dir. Todd Haynes
Act. Cate Blanchett, Rooney Mara,  Sarah Paulson...



EE.UU, UK, 2015, 118 minutos















La Highsmith revolviéndose en la tumba
La autora de la novela original era cualquier cosa menos un alfeñique intelectual. Se asomaba al interior de las personas y de sus instintos más profundos -y perversos- sin que le temblara el pulso y, aunando la mirada maléfica con sus gatos, contaba unas historias y alumbraba unos personajes, como Ripley, que te helaban la lectura.

Ahora estará revolviéndose en su tumba por culpa de esta película meliflua como sólo Douglas Sirk sabía ser, un melodrama sobre lesbianas de papel couché de los años 50. El director ya había sondeado el tema en Lejos del cielo, con una historia parecida, en una época parecida, sólo que iluminada en homenaje a Edward Hopper y que homenajeaba a su vez al mismo rey de la plastilina de Sólo el cielo lo sabe, con amores entre una señorita rica y su jardinero de color (negro).

Aquí hay profusión de escenas desmayadas, lánguidas, inertes y astragantes. Con encuadres rebuscados y pesados travellings laterales. Con una fotografía digital cuyo grano no va nada con la época. Con personajes acartonados y música de sala de espera de dentista gay. Con sexo liofilizado, de espuma controlada, ni poca ni mucha para su colada.

O sea que los 118 minutos se hacen largos, ahora que ya sabemos que las historias de lesbianas desnatadas pueden triunfar en Hollywood, aburriendo a las ovejas y sacando de sus casillas a Patricia y sus demonios.
alfonso

No hay comentarios: