viernes, 6 de enero de 2017

Frantz

El último refugio
Dir. François Ozon
Act. Pierre Niney, Paula Beer...

Francia, 2016

113 minutos
















El último refugio de los canallas
Tras un comienzo titubeante,  En la casa, Mi refugio, parece que François Ozon ha dado con la tecla tras el rastro de Remordimiento de Ernest Lubitch, para mi no obstante, un director sobrevalorado.

En un exquisito blanco y negro de muy estrecho campo focal y de tonos luteranos que recuerdan a La cinta blanca de Haneke, va alternando algunos planos en color saturando los ocres, y los idiomas, de un alemán que parece el mejor de los versos de Ghoete a un francés delicioso, y de un país triste y vencido tras el primer acto de la Guerra Mundial a una Francia alegre y pizpireta en vísperas del tremebundo segundo acto en que la humillación vino de la mano de sus peores fantasmas anidados en Vichy.

Es difícil para un director cortar las alas a sus criaturas, siempre creo que a las grandes obras les sobra al menos media hora, a pesar de este grandísimo espectáculo, con un vestuario, ambientación y música que palidecen sobre el rostro de la actriz alemana de líquidos ojos verdes, verde Prerrafaelita, que destellan en el único plano en que aparecen en color. 

Ya lo dijo Stanley Kubrick en Senderos de gloria, poniéndolo en boca de Kirk Douglas, también en el marco de la Primera Guerra, el patriotismo es el último refugio. Abrazado por toda clase de canallas.
Una película para disfrutar.
alfonso  

No hay comentarios: