viernes, 1 de diciembre de 2017

El sacrificio de un ciervo sagrado

Dir Yorgos Lanthimos
Act. Colin Farrell, Nicole Kidman, Barry Keoghan...

UK, 2017, 109 minutos

Título original: The killing of a sacred deer



















El ángel exterminadorcito
No basta decir que se admira a Buñuel e intentar pescar en su red; que te gusta Pasolini y masacrar Teorema; atropellar a Kubrick y su Eyes Wide Shut y elegir alguna tragedia griega, -el director del bodrio es griego y se autosupone una sensibilidad especial sobre el tema, en este caso Ifigenia, atribuida a Eurípides-, y mezclarlo todo en la batidora de Hollywood, rendida ante las anteriores bobadas de un tipo que sabe llevar bien la cámara y poco más. Con eso el cóctel espantaría al propio Don Luis, tan amante del Negroni.

Debe ser que como todos los actores y directores de la Meca del Cine están apartados por conducta "inapropiada", acoso, pensamientos impuros, lenguaje malsonante, miradas libidinosas a l@s actrices, actores etc... tienen que recurrir a tipos como estos capaces de hacer dormir al respetable en la sala a la que han entrado por un tráiler muy bien pergeñado, con la aviesa intención de engañar.

Colin Farrell con barba de leñador escandinavo pierde encanto; a Nicole se le cae el botox por las esquinas y el niño es más cursi y más inofensivo que Jonqueras en los ejercicios espirituales de la cárcel.

Seria candidata a bodrio del año.
alfonso

No hay comentarios: