jueves, 9 de abril de 2009

Duplicity



Dir. Tony Gilroy

Act. Julia Roberts, Clive Owen, Tom Wilkinson, Paul Giamatti







Tod@s mienten

En El señor de la guerra Nicholas Cage miraba a cámara antes de su boda y decía: Empecemos esta relación por donde acaban todas. Por el engaño.

Pues Duplicity juega a eso, pero con final feliz, claro: la pareja acaba pobre pero enamorada, aunque regateando los dobles o triples engaños de la vida y evitando la eterna disyuntiva entre amor y lealtad.

Sin embargo sí se atisba una auténtica relación de amistad en la vida real entre los dos protagonistas, lo que les permite ir más allá de la "química" de pareja de una película. Y los dos secundarios son, como en casi todas las películas americanas, un auténtico lujo. Y poco más, entretenimiento en un Madrid maravillosamente solitario, aunque la película va de más a menos, de traca a petardillo final.

Y comprobar que Clive Owen es Sean Connery redivivo y que lo difícil no es envejecer con dignidad, sino engordar con dignidad. Y Julia Roberts hace ambas cosas con talento.

alfonso

No hay comentarios: