miércoles, 22 de abril de 2009

La sombra del poder


Dir. Kevin MacDonald
Act. Rusell Crowe, Ben Affleck, Helen Mirren









Nuestro analógico héroe
Irlandés con gusto por el irish rock&whiskey, gordo, viejuno, periodista de investigación insobornable (en papel), con el reloj y el corazón a la izquierda como debe ser, y enemigo acérrimo de lo metrosexual, -encarnado en el cotilleo bloguero, el Cadillac y las bebidas y comidas light-, el neozelandés es casi lo mejor de la cinta.

Porque morritos Affleck está patético, la moda de los retruécanos del guión se hace cansina, y aburre con un final sacado de la chistera, y la fotografía, la música y la puesta en escena son bastante ramplonas, aunque Kevin MacDonald (El último rey de Escocia) haga una labor de dirección bastante apañada.

Y como siempre, los gringos denuncian las aguas fecales de su política (en este caso las fuerzas mercenarias de Blackwater, nunca mejor llamadas) con años de retraso. Por si nos alivia a los que la sufrimos.
Pues va a ser que no.
alfonso

No hay comentarios: