lunes, 13 de agosto de 2012

Prometheus

Dir. Ridley Scott
Act. Noomi Rapace, Michael Fassbender, Charlize Theron












Ciencia Ficción Ikea Style
Precuela de Alien, el octavo pasajero y también del mismo director de la existencialista Blade Runner, esta vez el irregular Scott opta por una versión funcional como un mueble del gran almacén sueco para, contrastrando con la puesta en escena gótica y oscura de las dos películas citadas, ofrecernos una dirección de arte liofilizada, mezclando además en la Thermomix mitos griegos, homenajes desnatados a Lawrence de Arabia, psicología freudiana de colegio de monjas, religión de pacotilla y alguna referencia tecnológica de altura, en realidad lo único que se salva de la cinta.

Porque al pobre Fassbender lo encajan de robot, a los que no sé muy bien por qué, se les dota siempre de un look gay y pedante, perdón por la redundancia, y a Charlize Therón me la visten de empresaria voraz, puntito ninfómana y ligera de cascos; por no hablar del resto de personajes, es un decir: el capitán negro, machote y mazas que se cepilla a la antedicha, dos ingenieros idiotas -volvemos a las redundancias-, y una antropóloga que duda entre hacerse del Opus o enrolarse en los Marines de Cristo Rey.

Pero para fenómeno, el alien, con un maquillaje que oscila entre la muñeca chochona de las tómbolas de  nuestras fiestas patrias veraniegas y Chucky el muñeco diabólico.

Patética.
alfonso


No hay comentarios: