viernes, 19 de abril de 2013

Tierra Prometida

 Dir. Gus Van Sant
 Act. Matt Damon, Frances McDormand, John Krasinski...




 EE.UU y Emiratos Árabes Unidos 2013

Un tipo genial... gringo
Si hubiera una película que ilustrase las diferencias entre el modo de producción (cinematográfico y de carácter) norteamericano y el europeo serían estas dos, separadas por treinta años. Una es la ironía, el humor, las contradicciones y la poesía de las auroras boreales. La otra es pueril hasta el sonrojo, ingenua, más simple que un perrito caliente, de un romanticismo que mueve a risa.

Una denuncia el negocio del petróleo que destruye el maravilloso litoral escocés de Oban y otra el fracking, la extracción de gas natural que tiene lugar en un pueblo lleno de vacas y red necks en Pennsilvania. Por cierto, Emiratos Árabes Unidos pone los fondos para rodar esta, quizá temiendo que el gas natural les arruine su negocio de pastores nómadas con petróleo. Una tenía mala uva y una melancólica actuación crepuscular de Burt Lancaster. La otra una actuación aseada del siempre correcto Matt Damon y otra magnífica de Frances McDormand que por si sola amerita la película.

Las dos acaban bien, en una ganan los ecologistas, los "buenos" en el limitado argot de los yankis, y en la otra el protagonista pasado al otro bando y que mimetizado con los frikies del pueblo, acaba liado con una sirena.

Pero en ambas se impone la dignidad de los pobres que renuncian al dinero por su terruño. En este país, que no pertenece a ninguno de los dos continentes citados, los paletos de Villar de Cañas se las prometen felices con el cementerio nuclear de Enresa, soñando con el Audi de aire acondicionado, cambiando el carajillo por el gin tonic de pepino, la España eterna por la marca España.
alfonso


No hay comentarios: