sábado, 27 de julio de 2013

Tú y yo

Dir. Bernardo Bertolucci
Act. Jacopo Olmo Antinori, Tea Falco



Italia, 2013

El programa de mano










En la ardiente soledad
Vuelve el grande del cine europeo con sus mismas obsesiones de siempre, la soledad, el encierro de dos personas en un espacio reducido, el complejo de Edipo, el rebuscar en el alma... y lo hace con aire de despedida tras su larga enfermedad que lo ha recluido en una silla de ruedas los últimos diez años.

Es extraordinario ver cómo no ha perdido la capacidad de asombro y reflexión y sigue ocupándose de la juventud, Soñadores, Asediada, aunque sea para criticar el vacío de su mundo.

Y se rodea de la misma técnica de siempre, una fotografía espléndida, aunque ya no cuente con Vittorio Storaro; esa sabiduría y elegancia al llevar la cámara, una banda sonora muy cuidada, -se escucha con devoción la versión Ragazzo solo, Ragazza sola en torno al Space Odity de Bowie- y un guión afinado para una película que empieza flojita y desganada y va ganando hasta imponer un final magistral.

Bertolucci se retrata  a sí mismo como psicólogo en silla de ruedas interrogando al adolescente teñido de hikikomori asediado a su vez por su hermanastra de familia rota y enganchada a la heroína. Y como ha declarado recientemente lamenta esa juventud que al contrario de su generación ya no quiere cambiar el mundo, tan sólo quiere cambiar de móvil.
alfonso


No hay comentarios: