miércoles, 18 de marzo de 2015

Inherent vice

El síndrome del genio... con paranoias
Dir. Paul Thomas Anderson
Act. Joaquim Phoenix, Reese Witherspoon, Benicio del Toro...



EE.UU. 2014, 148 minutos
Infumable... nunca mejor dicho
No creo que la crítica estadounidense dé el palo que merece esta obra y a un director tan genial como Paul Thomas Anderson, capaz de Magnolia o The Master, pero también de Punch Drunk Love, por citar extremos opuestos. Y cuando a un genio se le deja suelto y se lo cree acaban pasando cosas como este bodrio sin gracia que pretende ser una parodia en clave de paranoia de los años 60-70 en la California hippie. Claro que la novela de Thomas Pynchon, un autor interminable -no hay quien se acabe uno de sus libros-, tampoco ayuda.

Sólo Joaquim Phoenix, capaz de prestarse al despropósito de I'm still here, ese falso documental sobre su propia vida como cantante de rap, podría protagonizar esta película en que interpreta a un detective permanentemente colgado de todo tipo de sustancias estupefacientes, particularmente maría, con sus características obsesiones que dan forma a la película.

Las dos horas y pico se hacen eternas y nada se puede destacar. Quizá sí, la traducción, que es literalmente desternillante, al pretender traducir al castellano de los 70 la jerga de la época. Así, traducen también obsesivamente groovy por chachi. Y uno recuerda la canción de Simon & Garfunkel, traducida ahora por Sientiéndonos chachi. Solo falta que añadan piruli. Da grima, como las sandalias de Joaquim.
alfonso



No hay comentarios: