martes, 22 de septiembre de 2015

Everest

Mar y montaña
Dir. Baltasar Kormákur
Act. Jake Gyllenhaal, Josh Brolin, Emeily Watson, Keira Knightley...


UK, Islandia, EE.UU. 2015, 121 minutos
















Mar y montaña
Al Everest, el monte más alto, pero no el más difícil, han subido 6.208 personas, 3.337 alpinistas extranjeros y el resto, 2.871, sherpas. Han muerto 240. A partir de 1995 se empezaron a comercializar ascensiones para gente sin conocimientos ni preparación pero con dinero, alrededor de 60.000 dólares con los permisos.

En 1996, una gigantesca tormenta que llegó a rebajar el oxígeno de la cumbre, ya escaso,  un 14%, se cobró doce vidas de dos expediciones que llevaban escaladores mercenarios. La película cuenta bien esa historia, con el ternurismo justo y la moralina precisa, ciñéndose a los hechos y con un final fatídico, es decir, verdadero. Los créditos del equipo técnico duran casi más que la propia película y cuando acaba dan ganas de quedarse a verla otra vez, por los paisajes y la sensación de aventura y drama. 

Todos los que la han criticado pecan de listillos y de montañeros "enrollados", un oxímoron, porque la gente de la montaña es casi tan genuina como la de la mar. Y he dicho casi...

En efecto, se sube porque está ahí o se navega porque es lo único importante, más que vivir. Y porque ambas son varas de medirse uno mismo.
alfonso

No hay comentarios: