sábado, 2 de enero de 2016

steve jobs

La madre de todos los capitalismos hipsters
Dir. Danny Boyle
Act. Michael Fassbender, Kate Winslett
Guión: Aaron Sorkin


EE.UU, 2015, 122 minutos





La madre de todos los capitalismos hipsters
Juntar el ego de Steve Jobs, el de Danny Boyle, Trainspotting, Slum Dog Millionaire..., y Aaron Sorkin, Algunos hombres buenos, The social network, El ala Oeste..., es un disparate. El primero era un genio, el segundo un cretino y el tercero es un dramaturgo frustrado que añora el teatro y hace cine.

Por eso todo suena a falso en esta película, sin embargo interesante. Porque manipulan a los personajes como si fueran marionetas, cuando eso solo lo hacía Jobs. Al brillante ingeniero Worziak le hacen llamar "binario" a su jefe cuando claramente quiere decir  "cabronazo". O porque Boyle tiene que mostrar su genio por encima del guionista y le mete una sobredosis de speed a todo el metraje. 

Porque hacen sobreactuar a dos grandes intérpretes como Fassbender y Winslet. Porque el guionista busca añadir grandeza shakesperiana a las escenas sin conseguirlo y además el director las banaliza.

La traducción, que se pelea bien con el torrente desbocado de palabras, jamás debería haber traducido cool por "molón". Algún hipster, adorador devoto de Jobs, perdón por la redundancia, debe estar buscando al autor para colgarle de los pulgares.

Jobs era tan arrogante que intentó curarse el cáncer de páncreas con manzanas y dieta vegana. Pero eso sí, ahora cualquier paleto del último rincón del Poniente almeriense puede lucir al desgaire y con orgullo un iPhone. Eso es la magia del capitalismo. Te explota, pero te quedas contento.

Y además pones la vaselina... y los 800 euros.
alfonso

No hay comentarios: