jueves, 21 de enero de 2016

Tres hermanas (Guindalera)

Nunca llegaremos a Moscú
Compañía Guindalera

Dir. Juan Pastor
Act. Victoria Dal Vera, María Pastor, Ariana Martínez...

Anton Chéjov

Teatros del Canal












Ya nunca llegaremos a Moscú
Un gran montaje para una gran obra, aunque no sea uno de mis favoritas del gran escritor ruso en que retrata como nadie la vida de provincias en una ciudad sin nombre de Rusia. Y la retrata con esa finísima sensibilidad del médico metido a escritor que tenía un ojo prodigioso para las escenas de familia y atisbar lo que se venía encima de una sociedad esclerotizada.

Uno recuerda su juventud, a los rusos hay que leerlos siempre en la postadolescencia, cuando todavia crees en el romanticismo de las noches blancas y en la arrebatadora pulsión de los sentimientos. Se la vi a la Compañía del Festival Internacional Chejov de Moscú de la mano de los urdidores de Cheek by Jowl, Declan Donellan y Nick Ormerod y claro, el alma eslava pesa. No hay nadie como los rusos para interpretar a los rusos... y a casi todos.

Un gran montaje, digo, para una obra muy difícil, larga, -yo recortaría algunas escenas y algo del texto-, muy bien actuada en su conjunto, especialmente por las hermanas, con vistoso vestuario y algo pobre puesta en escena. Tampoco ayuda el horrible marco de los Teatros del Canal de Ubuadella Rey, sobre todo si estamos acostumbrados a la bombonera de La Guindalera, que recoge lo mejor de la utopía chejoviana.

Hoy que muchos vuelven al campo, por devoción u obligación, conviene no olvidar el tedio cansino de una sociedad rural, capaz de sepultar los sentimientos que laten incluso en los ardorosos corazones de las hijas de la Gran Madre Rusia. 
alfonso

No hay comentarios: