lunes, 16 de febrero de 2009

Mi nombre es Harvey Milk


Dir. Gus Van Sant
Act. Sean Penn, Josh Brolin, Diego Luna











Obamamanía
Desde que Obama llegó al poder mucha gente debe creer que se puede conseguir todo desde las entrañas del sistema, de la máquina, como dicen en la película. Gus Van Sant, un indie siempre contando historias de marginales, ha debido ver el fenómeno Obama, ha debido creerse la imagen que le devolvía el espejo y se ha puesto a iluminar el sueño americano del posibilismo.

No obstante, la interesantísima película deja unas cuantas cosas meridianamente claras.

Una, que los americanos hacen cine como respiran y es su medio favorito de expresión. En ese sentido las dos horas largas se pasan volando viendo una mezcla de documental y cine, biopic y hagiografía, drama y humor, con una maravillosa recreación del San Francisco de los 60'.

Segundo, que Sean Penn es un monstruo.

Tercero, que la ópera es de mariquitas, como siempre he sostenido.

alfonso

No hay comentarios: