sábado, 27 de noviembre de 2010

Chloe


Dir. Atom Egoyan
Act. Julianne Moore, Liam Neeson, Amanda Seyfried












El armenio que se quedó helado
Canadá congela lo todo lo que toca, si bien es cierto que Atom Egoyan, el autor de la inolvidable Exótica, ya planteaba películas más frías que la tumba donde yace mi amigo.

Con esta a los que deja congelados es a los espectadores. Ni la fotografía, ni la historia, ni un guión penoso por plano, ni Liam Neeson que tuvo que abandonar la película después de que su mujer sufriera un accidente mortal, ni siquiera la siempre maravillosa Julianne Moore, consigue sacarnos de los bostezos.

No hay por donde agarrarla. A la película... porque a Julianne sí, claro.
alfonso

No hay comentarios: