sábado, 22 de septiembre de 2012

Mátalos suavemente

Dir. Andrew Dominik
Act. Brad Pitt, Scott McNairy, James Gandolfini, Sam Sheppard, Ben Mendelsohn...

EE.UU, 2012













Un Tarantino de los de antes
Es decir, antes de que accediera a las más altas cimas de la cretinidad y de creerse su propio personaje. Porque sin duda los diálogos de sus dos primeras películas, Reservoir Dogs y Pulp Fiction han influido en los  muy logrados de esta, que son realmente lo mejor junto con las actuaciones, en especial del gran -en todos los sentidos-, James Gandolfini.

Pero el novel director neozelandés abusa de los pleonasmos y para ilustrar que el sistema económico actual y la mafia se basan en los mismo principios y que la violencia y el crimen son los hijos legítimos del capitalismo nos mete de banda sonora los discursos de Bush y Obama al calor de esta crisis. Es como decir Christma de Navidad o terrorismo de Estado...

Mejor podria haber recuperado la canción de Roberta Flack que ha inspirado el título, como marco perfecto para los brillantes diálogos, que suceden en su casi totalidad en los coches, y la tenebrista puesta en escena en una Nueva Orleans nocturna donde no deja de llover.

Una antigua amiga decía que el mejor sitio donde poner un micro para enterarse de la vida de una persona era en su coche. Allí, en ese metálico útero materno, se bajan las defensas, se susurran los secretos, se cree uno a salvo del mundo.
Por eso yo no tengo coche.
alfonso

No hay comentarios: