miércoles, 6 de agosto de 2014

El burgués gentilhombre

Moliere entre plumas
Compañía Cubana Mephisto

Dir. Liuba Cid
Act. Justo Salas, Guillermo Dorda, Rey Montesinos...

1 h 20" con intermedio, servicio de bar al aire libre











Molière entre plumas
Siempre está bien que se maltrate al autor francés de palabra y obra, un burgués insufrible con una vis cómica carpetovetónica de indisimulado aroma gabacho, adalid moralista de una temática que pretendía ser azote de la aristocracia y de la burguesía de su época y ha quedado en tortura refinada para sus espectadores.

Y bien que lo hace a modo la compañía cubana Mephisto, en una farsa monocorde envuelta en plumas sin matices, que más que cubana parece el mismísimo venezolano por excelencia (Chávez me perdone), Boris Izaguirre, trasmutado en los nueve personajes de escena, todos hombres interpretando, en la mejor tradición del teatro barroco, también los personajes femeninos.

Una versión "actualizada" bastante pedestre, en que el respetable, entre bocado y bocado, ríe algunas inocentes -la sala pertenece al Ayuntamiento-, alusiones a los Borbones. El elenco de actores está correcto aunque mal dirigidos, con un desarrollo totalmente plano sin picos ni valles, indispensables para una obra cómica.

Lo mejor, el jamón y el vinillo de Rioja, el público derrengado aunque contento en unas sillas de chiringuito playero en el ferragosto madrileño, la mirada desconcertada de un niño rubio a todas luces escandinavo, la charla con Maite, anfitriona del evento.
alfonso

No hay comentarios: