viernes, 22 de agosto de 2014

Locke

El padre mal enterrado
 Dir. y guión: Steven Knight
 Act. Tom Hardy

 UK, 2013, 85 m.
Un padre mal enterrado
Auténtico tour de force del director y padre de la criatura, Steven Knight, Promesas del Este, Redención, con un solo actor, un solo escenario -un coche-, tiempo real y un móvil manos libres, para contar una historia sencilla de un hombre forzado a enmendar no solo su pasado, sino su propia genética. Para ello arriesga trabajo, esposa e hijos, y posición.

A los que abominamos de los móviles y sobre todo del funéreo Whatsapp, puede llegar a agobiarnos el flujo continuo de llamadas, sentimiento que inmediatamente cede por empatía con los verdaderos, auténticos problemas del protagonista que, afortunadamente, con su padre muerto habla a través del espejo retrovisor.

Muy buena actuación por lo contenido y lo bien que da Tom Hardy físicamente el personaje y, claro, buen guión, justo con las trampas necesarias para que funcione en ese alambre tensado. Y todo el paisaje de la Motorway M6 camino a Londres de noche porque las luces y los reflejos hacen que el parabrisas se transforme y nos introduzca en algún sofisticado escenario teatral.

Lástima la referencia a Help for Heroes que suena thatcherista. Y menos mal que se trata de un BMW X5. Que no da la felicidad, pero calma los nervios.
alfonso

No hay comentarios: