viernes, 12 de septiembre de 2014

El hombre más buscado

 Dir. Anton Corbijn
Act. Philip Seymour Hoffman, Willen Dafoe, Robin Wright, Daniel Brühl...






Reino Unido, Alemania, 2014, 122 minutos






Para Pesimistas (Es decir, optimistas bien informados)

Su última reverencia en el escenario
Mejor despedirse con una obra mayor como esta en la que tiene un protagonismo absoluto a la vez que devora a todos los otros actores, a pesar de su talla, excepto quizá a Robin Wright. Este papel le tuvo que pesar en el alma cierto tiempo hasta poder deshacerse de él. Si es que llegó a hacerlo.

Una historia de espionaje a la antigua de la mano de John Lecarre, en la poderosa ciudad de Hamburgo, trufada de buenas intenciones, como casi todas las novelas del británico del MI6, algo ingenuas y más ahora que la CIA ha realizado el mejor publirreportaje en contra de los yihadistas con todas esas barbaridades, decapitaciones y crucifixiones. Quizá se les haya ido un poco la mano, y si las hubiera filmado Stanley Kubrick como dicen que hizo del aterrizaje en la luna, sin duda serían más brillantes y más convincentes, para oscurecer con más tino los cientos de niños muertos en Gaza y demostrar al mundo la, -por otra parte auténtica-, calaña de los "combatientes islámicos".

Realmente no haría falta toda ese atrezzo para convencer de lo evidente, que las religiones, incluido el budismo (véase Sri Lanka en el último conflicto contra los tamiles), son basura feudal para retardados que da cobertura divina a los peores instintos del ser humano.

Como tampoco haría falta esta gran película para sentirnos una vez más huérfanos y desdichados tras la muerte de un ser tan generoso en pantalla, capaz de darlo todo aún a costa de cabalgar ese caballo. 

Como despedida la canción de Tom Waitss que tanto le gustaba y que cierra la película, Hoist that rag. Nunca mejor dicho.
alfonso

No hay comentarios: