viernes, 30 de septiembre de 2016

El porvenir

La filosofía es un arma cargada de futuro
Dir. Mia Hansen-Løve
Act. Isabelle Huppert, Edith Scob, Roman Kolinka...


Francia, 2016, 100 minutos
















La filosofía es un arma cargada de futuro
Al menos eso mantiene la directora y la actriz lagarto de ojos amarillos, Isabelle Huppert, magnífica como siempre en un papel diseñado expresamente para su gélida forma de actuar. 

Trufada de libros y referencias cultísimas, el eslovaco lacaniano Žižek, el contracultural Horkheimer, Pascal claro, Raymond Aron como broma, Proudhon, Schopenhauer, Unabomber... al final resulta que la filosofía sirve para capear las crisis personales, afrontar la vida y sus reveses, cuidar una gata, enterrar a tu madre entre citas de Pascal y repartirse la biblioteca civilizadamente con un compañer@ que tras veinticinco años te deja por alguien más joven. Al menos eso mantenían los fenomenólogos y los existencialistas como Sartre y Beauvoir.

Hasta cierto punto previsible y más franco-burguesa que el Camembert, fluye lentamente muy bien narrada y filmada, con una sabrosa banda sonora en que se cita, claro está, a Woody Guthrie y a Brams.

Pero deja un buen sabor de boca saber que los libros sirven para algo más que para encender la chimenea y que la filosofía, como decía Marx en su undécima tesis contra Feuerbach que tanto citábamos de jóvenes, "no basta para explicar el mundo, lo importante es transformarlo", para darse cuenta cincuenta años más tarde que es el mundo el que nos ha transformado a nosotros.

Por cierto, ¿por qué escriben maduro cuando quieren decir viejo?
alfonso

No hay comentarios: