viernes, 4 de abril de 2014

todas a la una


Antología del intelectual total
Interpretada también por una artista total, Ester Bellver, de sólida formación teatral, en la revista, el vodevil, el teatro clásico, con sus formidables monólogos, sin desdeñar sus números musicales y sus golpes de cadera al mejor estilo Molino, mientras canta a capella como toda una profesional de la lentejuela.

Ester ha sabido escoger siempre con gran acierto a sus maestros, Jose Luis Gómez, Phillipe Gaullier y claro está, Agustín García Calvo, uno de los intelectuales más incorruptibles, versátiles e iconoclastas que ha dado este aciago país. Anarquista de los de verdad, siempre oráculo del fracaso, la huida, la negación y la duda, magnífico traductor del griego y editor de Shakespeare en su modélica editorial Lucina, zamorano de verso y vino recio, txamarra vaquera, pelo largo y anillos extravagantes.



Quizá a falta de algo de rodaje, de soltarse un poco el nervio de los estrenos, Ester transita por la obra de su amigo, mudando en niña, amante, viajera, enamorada... para hablarnos de la muerte, el amor, la ausencia, la huída, la extrañeza y las flores que nacen en las cuevas, mientras canta, baila, cae de rodillas, se levanta, le tiembla la mirada y nos mira a los ojos en esa sala de cuento que es La Guindalera.

No se lo pierdan, quizá dure tanto en candelabro como ProtAgonizo, quizá no, el espectáculo brilla en estos días de penumbra.
alfonso

No hay comentarios: