viernes, 9 de mayo de 2014

En un lugar sin ley

Dir. David Lowery
Act. Casey Affleck, Rooney Mara, Ben Foster y Keith Carradine





EE.UU. 2013













Malas tierras
No son las Badlands de Dakota del Sur, el paisaje de la primera película de Terrence Malick, aunque Texas no le va a la zaga en esa venenosa presencia, pero sí es cierto que el director le ha robado algunos planos a To the Wonder, última del antedicho director, también texano, en la que por cierto, actuaba el hermano del protagonista.

Mal traducida, aunque no es tarea fácil  aludir en castellano con tan pocas palabras al alma buena que -según el miope guionista director-, subyace en cada persona, Ain't them bodies saint, destaca por su atmósfera donde acecha agazapado el fantasma de Tom Joad, por su pulidísima fotografía, la excelente banda sonora que remeda a Woody Guthrie, y la sequedad con que está contada, y por último, por el ambicioso montaje del que también firmó el de la extraordinaria Upstream colours de su cuate Shane Carruth.

Producto estrella de la factoría Sundance y en manos de los expeditivos hermanos Wenstein como productores ejecutivos de la galaxia Miramax, seguro que Robert Redford ha soñado con ella en su alter ego de cowboy crepuscular, susurrante y melancólico.

Quizá se pase algo de almíbar, pero Lowery afirma que estaba enamorado cuando la escribió. 
Peor para él.
alfonso

No hay comentarios: